domingo, 31 de agosto de 2014

Lock in - John Scalzi



Hace unos meses  para situar mejor al lector ante la inminente publicación de la novela Lock in Scalzi publicó Unlocked, un relato en el que se narra la aparición y evolución de la enfermedad que centra la trama de la novela y los problemas sociales, médicos y tecnológicos que acaba provocando. Me gustó mucho el relato y su estilo narrativo, aunque no es imprescindible para disfrutar de la lectura de Lock in, que se sitúa unos 15-20 años después de la aparición de la plaga. Está disponible online de forma gratuita en la página de Tor, y os recomiendo su lectura. 



En las dos primeras páginas de la novela Scalzi nos resume lo que ha aparecido en Unlocked: una enfermedad vírica (denominada Síndrome de Haden) que ha causado gran mortaldad provoca que algunos de los supervivientes vean modificado su sistema nervioso y queden encerrados en su cuerpo. Pueden recibir estímulos, pero no pueden proporcionar respuestas. Son millones de personas en todo el planeta, casi todas las familias tienen algún afectado. Se invierte gran cantidad de recursos en mejorar la vida de estas personas, de forma que aparecen nuevas tecnologías:  el Ágora, una plataforma virtual en la que los afectados pueden interaccionar entre ellos (o con la gente normal), o robots que  pueden ser controlados a distancia gracias a unas redes neurales instaladas en el cerebro del paciente, y, por tanto, permiten a los afectados desplazarse por el mundo real y relacionarse "cara a cara" con otras personas, trabajar,... 

Algunos de los supervivientes a la enfermedad han sufrido unos cambios diferentes a los encerrados y pueden actuar como integradores. Sus cerebros permiten (también gracias a redes neurales) alojar la consciencia de los encerrados de manera similar a los robots, así que alquilan sus cuerpos para que los enfermos puedan volver a tener sensaciones: comer, hacer ejercicio, oler, tocar,  tener relaciones sexuales... 

En estas tecnologías y sus diferentes versiones y modificaciones se centra la trama de esta novela de detectives con un fondo de ciencia ficción.
Los protagonistas de la novela son una pareja de  agentes del FBI pertenecientes a una unidad especial que trata con crímenes en los que hayan intervenido encerrados o integradores. La pareja está formada por la veterana agente Vann,  que había sido integradora y por el agente Shane, un novato y joven encerrado que va a trabajar en su robot de transporte de último modelo y que cuando era niño fue uno de los infectados mas famosos por ser hijo de una estrella de la NBA. Su punto de vista es el utilizado por Scalzi para narrar la historia.

La situación social es compleja: el gobierno va a recortar las ayudas a los encerrados por considerar que debido a las tecnologías que utilizan ya no son dependientes y pueden generar sus propios recursos. En medio de las protestas sociales, el punto de partida de la novela es la investigación que la pareja protagonista debe realizar sobre un asesinato en el que un integrador es encontrado en una habitación de hotel lleno de sangre y junto a un cadáver. 

El escenario que plantea Scalzi me ha gustado mucho, pero la trama de la novela no tanto. Termina siendo una clásica historia de pareja de policías, y la investigación en si tampoco me ha acabado de convencer. Demasiadas casualidades ayudan a descubrir el entresijo. Bastará con comentar que hay la típica escena en que se descubre un código de seguridad a partir de las aficiones y personalidad del que lo ha creado...
Esperaba un punto más de la novela. Es muy entretenida, como casi todo lo que escribe Scalzi, y , aunque continúa utilizando el humor como un recurso muy importante, está mucho mas comedido que en otras de sus obras mas recientes.

En resumen: una muy entretenida novela de policías con un buen escenario de ciencia ficción, de lectura muy ágil y con sentido del humor ( habitual en el estilo de Scalzi), y aunque el autor creo que ha mejorado en algunos aspectos y el cambio de registro es interesante, no ha acabado de convencerme por algunos detalles del desarrollo de la trama. 

jueves, 28 de agosto de 2014

Pushing ice - Alastair Reynolds

Alastair Reynolds es uno de mis autores de ciencia ficción favoritos, aunque el inicio de nuestra "relación" fue un poco complicado. Es el ejemplo que siempre utilizo a nivel de experiencia personal de que ciertas novelas hay que leerlas en el momento adecuado. Con muchas ganas después de repasar las fantásticas críticas recibidas por la saga de Espacio Revelación comencé su lectura, pero una vez terminado el primer libro me quedé un poco frío. En esa época me interesaba mas la fantasía épica (a la que tengo un poco abandonada últimamente)  y el universo planteado por Reynolds no me terminó de convencer, no acabé de entender las motivaciones de los personajes y me era muy difícil empatizar con ellos (puede que sea debido a que era su primera novela). 
Unos años mas tarde le di una nueva oportunidad con Casa de soles  y caí rendido a los pies de Reynolds, de manera que releí rápidamente la primera novela (a la que continúo achacándole los problemas anteriormente mencionados y considero la mas floja de todas) y terminé la saga del tirón disfrutando como un enano. 

Precisamente Casa de soles es la novela que comenta hoy Carles en su Blog de ciencia ficción en busca de un nombre  en esta entrada que realizamos de manera simultánea sobre la obra de Alastair Reynolds.



Mi entrada está dedicada a otro novelón, Pushing Ice, que, inexplicablemente, no está traducido al castellano (no entiendo el criterio de publicación de algunas editoriales).
Punto de partida: Janus, uno de los satélites de Saturno, escapa de la órbita del planeta y empieza a adquirir una aceleración importante para salir del sistema solar. Esto sólo puede implicar que no es un satélite, sino un cuerpo artificial.

La Rockhopper, una nave especializada en minería de cometas y asteroides, es la única nave que está lo suficientemente cerca para alcanzar a Janus y recabar información antes de que escape de nuestro sistema.

A través de las relaciones entre los diferentes tripulantes de la Rockhopper mientras van persiguiendo a Janus y solucionando todos los problemas técnicos que se plantean (en los que Reynolds se recrea) se va tejiendo una grandísima novela de ideas que reúne muchas de las cosas que me gustan en una obra de ciencia ficción: grandes artefactos (marca de la casa del autor), contacto con civilizaciones extraterrestres, supervivencia en medios hostiles gracias al ingenio, conflictos personales y política, problemas técnicos bien explicados con soluciones mas o menos lógicas, y algún que otro misterio a desentrañar. Los personajes están bien perfilados, sobretodo los dos principales personajes femeninos, aunque se extralimiten en alguna reacción (aquí va la típica broma que si los protagonistas hubiesen sido masculinos arreglaban sus diferencias a mamporros y en cinco minutos estaban tomando una cerveza, pero no la haré).

La estructura está basada en capítulos cortos, con diversos protagonistas principales utilizados como narradores, y con varios bloques narrativos separados por saltos temporales importantes. Esto genera una diversidad de situaciones y ambientaciones, características también de la obra del autor, que provocan que la lectura sea mucho más amena. 
No puedo comentar mucha cosa más del argumento sin hacer algunos spoilers, sólo puedo decir que es una novela totalmente recomendable, que ofrece grandes momentos al lector (la palabra grandes aquí está utilizada a conciencia), un tanto exigente debido a la complejidad de la trama y la linea temporal (sin llegar a considerarla ciencia ficción hard) y a la que critico un final un poco precipitado y que me dejó un pelín decepcionado, debido a lo que había disfrutado durante todo el trayecto.

Para aquellos que la hayáis leído aquí os dejo un esquema que facilita la comprensión final de la linea temporal. (en letra pequeña, para evitar spoilers no deseados). 



miércoles, 27 de agosto de 2014

La Tierra en llamas - Orson Scott Card

Esta entrada está dedicada a la novela La tierra en llamas, de Orson Scott Card. Es la segunda parte de una trilogía sobre la primera guerra fórmica, o sea que si no has leído la primera parte te aconsejo que no sigas leyendo, ya que en el siguiente comentario habrá inevitablemente spoilers de la primera parte, aunque no de la segunda.


Como ya comenté en la entrada sobre La Tierra desprevenida Card me sorprendió gratamente cambiando un el estilo narrativo al que nos tiene acostumbrandos, con diferentes puntos de vista, múltiples personajes y situaciones diferentes .

Esta vez he estado a punto de no continuar leyendo después del primer capítulo. Hago un resumen: un niño chino, mucho mas listo que todos sus compañeros juntos, tiene que huir de unos matones que acaban rodeándole y, con astucia y habilidad, machaca al jefe de los matones para evitar que le molesten más. Les suena de algo, señoras y señores? 

Una vez terminada la novela creo que tiene sentido este primer capítulo, pero sospecho que desanimará a mas de un lector. Que no sea este vuestro caso, ya que, aunque me ha gustado menos que su antecesora, la novela es suficientemente atractiva si os interesa el universo creado por Card.


Los protagonistas son los mismos que los de la novela anterior: Víctor, el joven minero del cinturón de Kuiper que ha conseguido llegar a la Luna para avisar a la humanidad sobre la amenaza Insectora, Lem Jukes , el hijo sin escrúpulos de un magnate que ha intentado derrotar a la nave insectora sin éxito y  Wit O'Toole, el oficial de las POM que finalmente une su línea narrativa a la historia general.
A estos personajes se les une Bingwen, el niño chino listo del primer capítulo , los pocos supervivientes de la nave el Cavador, personalizados en la madre de Víctor, y Mazer Rackham, que tiene mucho mas protagonismo que en la primera parte de la trilogía.

Utilizando a estos personajes con sus diferentes puntos de vista Card nos proporciona la imagen de la invasión de la Tierra por parte de  los Insectores, que se centra en la zona de China y el sur de Asia, y los esfuerzos de la humanidad para luchar contra esta grave amenaza. La eficacia y implacabilidad de los insectores es uno de los aspectos mas destacables de la novela, realmente acabas con la sensación de que tienen una mentalidad totalmente diferente a la humana. 

Una dificultad añadida a hacer una precuela de una serie tan seguida como la de Ender es sentar las bases de algunos de los puntos clave de la historia futura. La presencia de Bingwen y su relación con Mazer la interpreto como el embrión de la escuela de batalla, y el glaser que está probando Lem Jukes tiene toda la pinta de convertirse en "el pequeño doctor". Son referencias muy evidentes, pero las hace con gracia.

Aunque hay algunas escenas muy poco creíbles, sobretodo la parte de la trama relacionada con Víctor, la novela en general es entretenida, de lectura rápida, y deja las cosas en un punto suficientemente interesante como para que me apetezca leer la conclusión de la trilogía. 

miércoles, 20 de agosto de 2014

Atopia - Matthew Mather

NOTA: Actualizo esta entrada de 2014 debido a la publicación en castellano de esta novela por la editorial NOVA, con traducción de Paula Vicens.
Este año esto  va a ser habitual, ya que muchas de las novelas que he reseñado en el blog a lo largo de estos dos años van a ser traducidas al castellano, y muchas por esta editorial, que claramente se ha puesto las pilas.
Han tenido el gran acierto de mantener la ilustración de la portada, y la edición es espectacular.

Como ya comenté en la entrada sobre Cibertormenta, Matthew Mather me ha convencido como autor y después de conseguir gratuitamente su primera novela, decidí cotizar los 3 euros que costaba la edición digital de Atopia. Que buena inversión, oiga, y que difícil que va a ser hacer esta entrada sin hacer spoilers.

Atopia es una isla artificial y móvil situada en el Pacífico, en la que la tecnología está mas desarrollada que en el resto del planeta. 
Su especialidad es la "realidad sintética" (un punto mas allá de la realidad virtual), una tecnología en la que gracias a  nanopartículas se consigue crear una interfaz denominada isps: "interfaz sensorial polisintética".
Así las nanopartículas interaccionan con el sistema nervioso del receptor permitiendo que todas las sensaciones virtuales se perciban como reales. Gracias a esta tecnología se crean los proxxi, que son alter-ego digitales del usuario que controlan la interfaz y que registran todas las percepciones y sensaciones del usuario y le ayudan a navegar y interactuar en los diferentes mundos virtuales. Puede parecer complicado, pero rápidamente te habitúas al vocabulario (no es una novela que necesite glosario).

A partir de esta tecnología base van apareciendo pequeñas modificaciones, alteraciones y evoluciones que, francamente, me han dejado bastante alucinado (y que no quiero comentar para evitar el spoiler). Por momentos he tenido la sensación de leer al mejor Varley o al mejor Stephenson por el desparrame constante de ideas que Mather va dejando caer en la narración y que muchos autores aprovecharían cada una de ellas para plantear una novela. A veces incluso me he quedado con la sensación que no le acaba de sacar todo el rendimiento a las diferentes ideas que aparecen. A lo mejor profundiza mas en novelas posteriores.
La trama está  centrada en el momento en que los habitantes de Atopia quieren facilitar (previo pago) su tecnología al resto de la humanidad para así disminuir los problemas medioambientales del planeta (tu consumo de recursos disminuirá mucho si pasas la mayor parte del tiempo en mundos virtuales)  mientras unas extrañas tormentas tropicales se van acercando a la isla amenazando a su integridad.
La estructura es muy parecida a la de Wool, de Hugh Howey una novela también autopublicada. Está formada por 6 relatos de extensión variable narrados en primera persona por diferentes personajes de la isla: el jefe de seguridad con problemas en su matrimonio, una de las creadoras de la tecnología , y diferentes jóvenes isps: la primera generación de personas nacidas en la isla y que están ahora en la veintena y  que utilizan la interfaz desde su nacimiento. 
Los relatos están conectados, de manera que vemos diferentes escenas desde varios puntos de vista, y no acabamos de tener la visión general hasta la parte final de la narración. 


En resumen: genial novela de ideas basada en una evolución de la realidad virtual que explora los límites de esta nueva tecnología de manera sorprendente y muy original, con una estructura formada por diversos relatos narrados en primera persona y conectados de forma magistral.     

Una pega: que no es una lectura independiente. Forma parte de una trilogía (que manía), aunque la historia termina de manera satisfactoria y deja la trama bastante cerrada. 
Ya se ha publicado la segunda parte, Dystopia  que  ya tengo instalada en mi reader.                                                                                                           

lunes, 11 de agosto de 2014

Cibertormenta - Matthew Mather

Cibertormenta (Cyberstorm) de Matthew Mather es una de las novedades de la colección Nova de ciencia ficción para septiembre de 2014. Descubrí esta novela hace un tiempo a partir de los comentarios de Miquel Codony en su blog. Hace relativamente poco, de manera sorprendente, se pudo adquirir de manera gratuita en Amazon en versión original y unos pocos días después Nova anunciaba su publicación. Suficientes referencias y oportunidades para que fuera una de las lecturas de este verano.

Es una novela auto-editada y aunque he tenido experiencias muy diversas con este tipo de novelas , en un principio no es un factor determinante para que no elija una lectura. Con Howey funcionó.
Narrada en primera persona la novela nos explica cómo un ciberataque consigue colapsar Internet y, en consecuencia, gran parte de los servicios (luz, gas, agua, transportes...) de la ciudad de Nueva York dejan de funcionar durante un período importante de tiempo. Si al caos que se produce le sumamos la aparición de un par de  importantes tormentas de nieve que aíslan la ciudad, la situación problemática está servida. La historia se centra en las aventuras del narrador, su familia y un grupo de sus vecinos del bloque de apartamentos mientras intentan sobrevivir a la caída de los servicios básicos.
Me encuentro bastante cómodo en este tipo de historias de supervivencia post-apocalipsis, sea cual sea la causa del problema: La carretera de McCarthy, La danza de la muerte de King , The Walking dead de Kirkman, Mecanoscrit del segon origen de Pedrolo... después de tantas horas pasadas en situaciones comprometidas, casi se podría decir que soy un experto. Teórico, pero experto. (a nivel práctico y mirando la desolación de mi despensa creo que no llegaría a sobrevivir ni un par de días).
Hay tanta literatura sobre el tema que es difícil ser original. Creo que Mather lo consigue en algunos momentos, sobretodo por la ubicación  y por cómo plantea algunos aspectos de la supervivencia haciendo hincapié en algunos detalles poco habituales. El protagonista tiene un bebé de un año y pico, como es mi caso, y he simpatizado mucho en este aspecto con sus preocupaciones. (pañales y papillas).

La historia da que pensar y tiene bastantes detalles que indican que el autor ha repasado varias veces la obra, aunque peca un poco de tramposilla en la elección de algunos personajes, creo que debido  a la inexperiencia del autor. A nivel de ejemplo: uno de los personajes del grupo de vecinos es un fanático de la supervivencia, de manera que, ya para comenzar, nuestros protagonistas parten con un montón de material que raramente encontraríamos en una casa normal, como por ejemplo un generador, botas, máscaras,  guantes, … Uno de los refugiados a los que acogen resulta ser un genio de la informática y la ingeniería, y el portero de la finca es un ex-marine. Digamos que el grupo parte con ventaja.
Otra crítica que creo que debe recibir la novela y con la que coincido con Miquel Codony es el pobre papel del género femenino en general, totalmente pasivo en un principio, aunque va evolucionando a medida que los días pasan.
No acaba de resultarme creíble tampoco la manera que tiene el autor de introducir su opinión sobre la sociedad actual a partir de los diálogos de los personajes en momentos poco adecuados.

En resumen, una novela muy entretenida, de ligera lectura, que consigue ser original en algunos aspectos en un subgénero en el que es complicado, aunque tiene algunas trampillas de planteamiento que hacen que la valoración final sea menor que lo que el entretenimiento que genera merece. El autor ha despertado mi interés y precisamente estoy leyendo Atopia, una novela muy interesante e independiente de ésta centrada en el uso de la realidad virtual. 

Os dejo, que tengo mucho trabajo en reorganizar mi trastero: sacar todos los cacharros acumulados y ir apilando ordenadamente las raciones de emergencia, los kits de supervivencia y el generador me llevara unos días. Nunca se sabe que puede pasar. 

viernes, 1 de agosto de 2014

Defenders - Will McIntosh

Cómo puede la humanidad luchar contra unos alienígenas que son capaces de leer las mentes?  Esta es la amenaza que nos presenta Will McIntosh en su última novela. Por suerte hay un límite de unas 8 millas en el radio de lectura de los Luyten, los extraterrestres en cuestión, cosa que permite a la humanidad hacer planes y crear mediante ingeniería genética unos supersoldados la mente de los cuales no podrá ser leída por los Luyten, los Defenders. Una vez superada la amenaza llegará la parte difícil: la convivencia en tiempos de paz.


Tal como hizo con Love minus eighty (su anterior novela comentada aquíWill McIntosh ha escrito una buena novela a partir de uno de sus relatos ya publicados .

La novela está estructurada en breves capítulos centrados en 4 personajes: Oliver Bowen, un analista de la CIA , Kai Zhou, un joven que es el primer humano que ha entrado en contacto con un Luyten, Lila Easterlin, una joven superviviente, y , con mucho menos protagonismo, Dominique Wiewall, una genetista que colaborará muy activamente en la creación de los Defenders. Sus tramas irán intercalándose a lo largo de tres períodos temporales separados por varios años. Es una estructura bien organizada que impide que la novela sea repetitiva y agiliza la lectura. 

Uno de los puntos fuertes de la obra del autor es cómo refleja las relaciones humanas. En esta nueva novela lo tiene muy en cuenta y continúa siendo un puntal de la trama, pero añade una dificultad de la que sale airoso: la relación entre las diferentes mentalidades de las tres especies, que es, en mi opinión, la parte mas interesante del argumento. Ha sabido encarar muy satisfactoriamente las conversaciones entre los humanos y los Luyten teniendo en cuenta que unos leen la mente de los otros y que éstos son conscientes del hecho. 

Una pega (recurrente en muchas novelas que he leído últimamente) : un exceso del peso de la acción en la trama. Es lógico cuando estás hablando de una guerra contra una especie alienígena invasora, pero no era la parte que mas me interesaba de la historia, y en algunos momentos se me ha hecho larga alguna parte de la novela.

En resumen: una entretenida novela de ciencia ficción basada en las relaciones entre diferentes especies, con buenas dosis de acción (excesivas en algunos momentos para mi gusto),  giros argumentales bien pensados y con bastantes ideas originales. Totalmente recomendable.