domingo, 27 de diciembre de 2015

Cuentos para Algernon 3


Es redundante insistir mucho más de lo que ya he hecho en diversos foros y redes sociales sobre el trabajo espectacular que está realizando Marcheto en su blog Cuentos para Algernon, pero realmente su trabajo es merecedor de alago y aplauso. Me alegré muchísimo cuando recibió el premio Ignotus 2014 a la mejor página web. 

Considero una cita obligada a finales de año la lectura de la recopilación de los relatos que ha ido publicado durante el año, y la que os presento hoy, la de 2015, la tercera ya, considero que es la mejor de todas. Os aconsejo encarecidamente que la descarguéis.



He vuelto a encontrarme con autores conocidos de los que espero mucho y no me han decepcionado, y, como acostumbra a pasar en las antologías de Marcheto, he descubierto autores nuevos a los que seguir la pista. 

Vamos primero con los viejos conocidos. Alastair Reynolds inaugura el volumen con una pequeña perla, La Fijación, una historia sobre la relación entre universos paralelos, mezclada con pequeñas dosis de ucronía.
Tim Pratt nunca me decepciona, y estoy contento de haber conocido a Marla Mason, la hechicera protagonista de muchas de sus novelas, gracias al relato Aciago encuentro en Ulthar. Imaginación en su máxima expresión al servicio de una historia llena de fantasía y magia, con un regusto a homenaje-parodia del género de la fantasía épica. Muy divertido.
Mike Resnick demuestra porque atesora tantos premios importantes con su entrañable relato El Emporio de las maravillas de Alastair Baffle. Una emotiva historia sobre la amistad entre dos hombres a lo largo de muchas décadas, aderezada con un toque de magia. 

Me ha parecido muy divertido Cthulu explicado a la yaya, de Alex Shvartsman, y me gustaría mucho leer alguna cosa más de las dos protagonistas de la historia y de su tienda de empeños, muy peculiar. También me ha divertido El hornillo eslovo, de Avram Davidson. Con un tono cínico y pesimista consigue hacer un retrato de las minorías étnicas que han emigrado y como estas se van diluyendo en la sociedad de su país de acogida. 

Las abejas de Dan Chaon también me ha emocionado, pero no por su sentido del humor, sino porque me ha dejado el corazón en puño. Un relato costumbrista, muy del estilo Stephen King, y sin nada que envidiar al maestro en lo referente al terror que me ha inspirado.

Acabo con mi relato preferido de este año, Tres vistas sobre la existencia de culebras en el torrente sanguíneo humano, de James Alan Gardner. A partir de tres historias situadas en épocas diferentes consigue un relato espectacular que mezcla de manera brillante religión, genética, historia de la ciencia y evolución. Estoy tentado de proponer su lectura a algunos de mis alumnos de biología.


En resumen: repito mi admiración por la labor de Marcheto, esta recopilación es de descarga obligatoria para todos los amantes de la ciencia ficción y la fantasía. 

Otras opiniones de este libro: Sense of Wonder

viernes, 25 de diciembre de 2015

La decisió de Manperel - Jordi de Manuel

Acostumo a estar bastant al cas de les novetats editorials de ciencia ficció en anglès i en castellà, però en català, lamentablement, vaig molt desfasat, tot i que estic fent els deures i ficant-me de mica en mica al dia. 

Fa poc he acabat de llegir La decisió de Manperel, de Jordi de Manuel, que va guanyar el Premi Ictineu de 2014.
És una novel.la breu, d'unes 200 pàgines, introspectiva, amb un ritme tranquil. No busqueu acció; no n'hi ha gaire, per no dir gens. Però no és pas un problema.
El protagonista és Víktor Nikolàievitx Manperel, un matemàtic rus que, desprès d'haver resolt un dels enigmes matemàtics més complexos, s'ha retirat a una illa propera a l'àrtic amb la seva mare (ja velleta i que no reacciona als estímuls) i el seu gos. 
Allà rep notícies del seu pare, del que no en sabia res feia molts anys, mitjançant cintes magnetofòniques que li fa arribar setmanalment. A mesura que va rebent les cintes va establint relació amb un dels pocs habitants de l'illa, el carter. En aquestes cintes li explica els motius de la seva marxa, i, vet aquí el misteri principal, la història de la seva família i els orígens de les seves aptituds com a matemàtic. A partir dels coneixements que adquireixi haurà de prendre una decisió, que pot afectar a tota la humanitat.

L'ambientació potser és un dels aspectes que més m'ha agradat de la novel.la. L'autor ha aconseguit transportar-me a aquells paratges desolats i freds. Si el llegia al llit m'arraulia sota la manta mentre passejàvem tots junts per la tundra. I si el llegia al menjador, m'alegrava realment de tenir la llar de foc encesa.
El misteri al voltant del qual giren les informacions que li fa arribar el seu pare és atractiu, i reconec que la resolució m'ha sorprès, no me l'esperava. Potser l'estructura es fa una mica repetitiva: arriba el carter, escolto el missatge, reflexiono, torna a arribar el carter... L'accepto com a estratègia per mantenir l'intriga, però la trobo poc realista (i poc pràctica).

Tot i que no és una novel.la en que la ciència ficció sigui el punt determinant i s'escapa una mica de la meva zona de comfort, l'he gaudida. De tant en tant va bé oxigenar-se, i la tundra és un dels millors llocs per fer-ho, així que no puc fer res més que recomanar-vos la seva lectura. Estic convençut que no serà el darrer cop que llegiré a aquest autor.

Altres opinions: El biblionauta, La màgia de les lletres, Viaje alrededor de una mesa, La biblioteca del Kraken, Fantàstik

lunes, 21 de diciembre de 2015

Lo bueno, si breve... - Tercera parte

NOTA: Esta es mi colaboración con el tercer número de la revista Supersonic. Contiene, entre muchísimas cosas interesantes, relatos de figuras internacionales como Ken Liu, Adam-Troy Castro y Pat Cadigan. No os lo podéis perder.


SuperSonic Nº3Los lectores habituales de la revista ya sabéis que mi objetivo en esta sección es, a medida que voy rellenando mis lagunas con la ciencia ficción escrita originalmente en castellano, rescatar y presentar relatos que hayan ganado alguno de los premios nacionales importantes de este género y que es posible que hayan pasado desapercibidos a los lectores de mi estilo. En la primera edición de la revista repasé el premio Ignotus de relato, y en la segunda el Alberto Magno
En esta ocasión me he decantado por el premio UPC de novela corta, que es uno de mis formatos preferidos. Grandes nombres nacionales y internacionales han ganado este veterano (desde 1991), prestigioso y bien dotado premio: McDevitt, Resnick, Cotrina, Sanderson, Mallorquí, Barceló, Sawyer... Es el único premio que admite originales en cuatro idiomas, y ha habido ganadores en castellano, catalán e inglés. Lástima que el premio se haya  devaluado en los últimos años por dos razones: se ha convertido en bianual y desde el 2014 ya no hay dotación económica para el ganador. A ver cómo va la convocatoria del 2016…

Ciencia ficción: Nueva guía de lecturaSi hablamos de este premio no podemos evitar hacer referencia a la figura de Miquel Barceló, siempre presente en el jurado y en la organización, y recientemente en el candelero por su esperadísima y controvertida Nueva guía de lectura. No voy a opinar sobre lo que no he leído; sólo puedo decir que gracias a su faceta como colaborador en la colección NOVA de ciencia ficción descubrí a muchos de mis autores favoritos, y que los lomos multicolor de sus volúmenes decoran mis estanterías con mayoría absoluta. Francamente, le estoy muy agradecido. Aún así, debo reconocer que no llegué nunca a interesarme por los libros de la colección que recopilaban los premios UPC, y que se iban publicando regularmente y de los que sabía que era promotor. Craso error que, por suerte, he subsanado en parte preparando este artículo. He disfrutado mucho leyendo para preparar estas líneas. Muchísimo.
A diferencia de los anteriores artículos en los que presentaba la posibilidad de leer los relatos seleccionados de forma gratuita en la red, los relatos ganadores del premio UPC no están disponibles. Aún así todos se pueden encontrar fácilmente en los volúmenes recopilatorios publicados por NOVA (hasta 2008), como relatos independientes en formato físico o digital, o formando parte de antologías a su vez muy interesantes. Ya iré comentando las posibilidades.

BIS Premio UPC 2009Vamos a entrar en materia. Comenzaré por uno de los pocos ganadores que ha repetido galardón. En 2009 Roberto Sanhueza se llevaba el primer premio por Bis, una historia trepidante y ambiciosa que toca muchas teclas: inteligencia artificial, trasplantes de órganos, clonación, implantes de memoria y todo con mucha acción, humor negro, y un fondo de novela de detectives muy efectivo. La historia es muy ágil, seguramente ayudada por el hecho de que cada capítulo está narrado desde el punto de vista de uno de los personajes, hecho extraño en una narración tan breve. Lástima de algunos fallos en la explicación de procesos relacionados con el ADN que provocan que el resultado final no luzca tanto como podría. En el 2014 repitió premio y fórmula con El año del gato (¿para qué cambiar si la cosa funciona?). En mi opinión este relato es más flojo y no tan conseguido como Bis, aunque incluye una tecnología basada en la realidad virtual a la que sabe sacar mucho juego. Y gatitos, sinónimo de éxito. Un autor muy interesante y a tener en cuenta.

Superextragrande
También incluyo en esta categoría al autor cubano Yoss, ganador en el 2010  con la novela Superextragrande. El protagonista es un veterinario especializado en los organismos más grandes de la fauna conocida en los diversos mundos colonizados por las siete especies conscientes de la galaxia. Presenta una ambientación de space-opera muy lograda y un desparrame de imaginación con un sentido del humor muy interesante y en algunos momentos escatológico. Ha conseguido despertar mi curiosidad científica como biólogo por la especie de las Cetianas.


Terra Nova 3 (Terra Nova #3)Estas tres novelas sólo se pueden conseguir en su versión digital publicada por la UPC a un precio un poco inferior a los 3 euros. En cambio la ganadora del 2012, La epopeya de los amantes, de Miguel Santander, además de encontrarla en formato individual al mismo precio, también se puede encontrar junto a otros excelentes relatos en la fantástica antología Terra Nova 3 por 4 euros. Vale la pena la inversión. Santander, en un planteamiento muy original, nos propone dos relatos muy diferentes en ubicación y en estilo narrativo, pero íntimamente conectados. Uno es una historia del pueblo sumerio encontrada en unas tablillas muy antiguas; el otro está protagonizado por el intrigante científico Nicola Tesla y uno de sus inquietantes descubrimientos. Un planteamiento arriesgado, pero que el autor consigue llevar a buen término.

El coleccionista de sellosCésar Mallorquí vuelve a aparecer en esta sección, no en vano ha ganado todos los premios de la ciencia ficción española con sus relatos. El UPC lo ganó en 1995 con El coleccionista de sellos, una ucronía situada en 1939 en un Madrid alternativo en el que el ejército republicano consigue ganar la guerra. La primera parte, ambientación aparte, es una típica (pero no por eso aburrida) historia de policías en la búsqueda de una asesino en serie pero, a partir de la segunda mitad, la novela da un par de giros muy interesantes (que es mejor no comentar para evitar spoilers) que reflejan la maestría de este veterano autor. Maestría que queda demostrada con su versatilidad, ya que igualmente es capaz de plantear una ucronía que una distopía con toques de space-opera y estructura de thriller, como Naturaleza humana, novela que recibió la mención del jurado en 2010 y que ha sido publicada recientemente en la nueva colección de relatos del autor, Trece monos. En una sociedad marcada por la guerra con unos alienígenas muy combativos, una psicóloga es reclutada por el ejército para buscar fallos de seguridad en la jerárquica estructura militar. Su investigación la llevará a plantearse los motivos de la guerra y sus consecuencias en la sociedad en la que vive. La trama mantiene la intriga durante gran parte de la historia, pero parte de la resolución la vi venir de lejos. Aún así, una lectura totalmente recomendable.

La Cosecha del Centauro. XVIII Premio UPC. Novela Corta de Ciencia FicciónY ya que hablamos de space-opera no pueden faltar los autores que han sido mencionados en las tres ediciones de la revista, Guillem Sánchez y Eduardo Gallego con una nueva historia de su fantástico Unicorp: La cosecha del centauro, ganadora en 2008. La historia mezcla con mucha gracia la exploración espacial y la colonización de nuevos mundos con presencia de vida autóctona, con un misterio a escala galáctica que implica a una especie alienígena con muy mala leche. Muy entretenida, pero me he quedado con la sensación de que es un armazón para una historia que da para una novela más larga: deja muchas cosas en el tintero y en algunos momentos los acontecimientos se narran de una forma muy acelerada y resumida. No es lo mejor que he leído de estos autores.

Salir de faseOtro autor recurrente en la sección es José Antonio Cotrina, y en este caso el relato ganador del 2000, Salir de Fase, sí que es el mejor relato de los suyos que he leído. La humanidad ha conseguido colonizar el sistema solar (y otros sistemas estelares) y terraformar varios satélites y planetas, mientras que la Tierra se ha convertido en un solar radioactivo. La tecnología principal en que se basa la narración es la compilación: una técnica para traspasar toda la información del cerebro de una persona a un disco de identidad, que luego se puede instalar en diversos tipos de cuerpos, creados por arquitectura genética. Pasar de un cuerpo a otro es lo que se conoce como Salir de Fase. Realmente la técnica le da mucho juego al autor, y sabe sacar el jugo en un desparrame de imaginación con una ambientación espectacular. Tengo ganas de que vuelva a publicar historias ubicadas en este universo. Podréis encontrar el relato en formato ebook gracias a la editorial Palabaristas a partir de 1 euro (e incluye un relato situado en el mismo universo, Mala Racha. Imprescindible comprarlo).

Buscador de SombrasEse mismo año también ganó Javier Negrete con Buscador de Sombras. El autor plantea un futuro muy cercano en el que una enfermedad denominada Síndrome de Pisani, que se contrae cuando estás en la fase REM del sueño, causa una gran mortandad, hasta que se crea un aparato denominado Anonéiros para conseguir evitar el contagio. La historia narra la investigación que lleva a cabo un psicólogo español de renombre internacional cuando un físico español residente en Estados Unidos es detenido por asesinar brutalmente a su mujer. El planteamiento es muy interesante y el estilo narrativo del autor me gusta mucho, pero no me ha acabado de convencer la resolución ni el escenario de mundos paralelos que plantea. Ediciones Kokapeli lo ha publicado en formato digital por algo menos de 3 euros.

El mundo de YarekY para terminar comentaré uno de los relatos que más me ha gustado, el ganador en 1993, El mundo de Yarek, de Elia Barceló. El protagonista es un xenobiólogo de renombre que, después de un error catalogando a una especie como no inteligente, es condenado a veinte años de exilio en un planeta remoto y desolado. Sin embargo el planeta depara algunas sorpresas y el relato, todavía más. Los dos últimos capítulos presentan un giro argumental que, francamente, no me esperaba y me ha sorprendido muy gratamente. La prosa de Barceló ha conseguido engancharme, había leído algunos relatos suyos que no me habían convencido del todo, pero éste es realmente genial.

La calidad de las ganadoras de este premio da para otro artículo como este, o sea que me paro aquí y me guardo el material para futuras ediciones de la revista. Espero que el 2016 os depare mucha salud y buenas lecturas.

viernes, 18 de diciembre de 2015

El eterno retorno - Pau Varela

Conocí a Pau Varela gracias a su primera novela, Pandora despierta, una historia post-apocalíptica un poco irregular pero con algunos buenos momentos y muchos detalles que despertaron mi interés por este escritor y por su evolución.
Y la verdad es que ha mejorado mucho, ya que en esta segunda novela, El Eterno Retorno, nos encontramos con las mismas buenas ideas pero con más madurez como narrador para saber organizarlas y hacerlas mucho más atractivas para el lector.
En la sinopsis el autor ya nos avisa de que vamos a encontrar ciencia ficción palomitera, un blockbuster, y así es, pero creo que la novela ofrece algo más que entretenimiento puro y duro. El universo que ha creado Varela es muy rico, lleno de misterios y giros argumentales y me parece injusto reducir la definición exclusivamente a novela de acción y divertimento, aunque entretenida lo es mucho.
La historia nos sitúa en un futuro muy lejano, tres siglos después de que la humanidad sufriera un ataque de una especie alienígena a la que, con mucho esfuerzo y pérdidas, consiguió eliminar. La Tierra queda devastada y los pocos supervivientes que viven en Marte, el cinturón de asteroides y algunas lunas de Júpiter consideran que la vida ha desaparecido en nuestro planeta y crean una nueva sociedad, bastante militarizada. Pero están equivocados, en la Tierra hay supervivientes, que acaban organizados en una ciudad flotante sobre la zona contaminada, desconocedores de que el ser humano ha sido en algún momento capaz de colonizar el sistema solar.
La novela narra, desde el punto de vista de tres personajes muy distintos, como estas dos ramas de la humanidad van a entrar en contacto otra vez para descubrir que el enemigo que creían derrotado es capaz de volver con más fuerza que nunca.
Entre los capítulos protagonizados por los tres personajes principales Varela va intercalando interludios protagonizados por otros personajes, que le dan el punto de variedad y interés necesario para que la novela no se haga repetitiva y van oxigenando la trama. Un acierto.
La novela también tiene algún punto flaco de argumento, sobre todo relacionado con la evolución de los personajes y los roles que acaban asumiendo, sin preparación en algún caso. No me ha terminado de convencer. 

Aunque el principal problema es que la trama no queda cerrada del todo, ya que esta novela es la primera parte una trilogía (si, otra...no aprendo) en la que el autor está trabajando. 
En resumen, una novela muy entretenida, con emoción a raudales, acción y misterio. Los personajes son bastante típicos, pero bien dibujados y con carisma, aunque algunos momentos de su evolución no han acabado de convencerme. 
La recomiendo sin dudas para pasar un buen rato, y, además, el precio de la edición digital es un regalo.
Voy a estar muy pendiente de su continuación, La cosecha estelar.

Otras opiniones de la novela: Ficción científica.

miércoles, 16 de diciembre de 2015

Segundo aniversario del blog - Sorteo

Dentro de unos días voy a celebrar el segundo aniversario del blog. Este segundo año ha estado lleno de buenas lecturas  y, aunque he leído menos de lo que hubiese querido, he conseguido mantener el ritmo de una novela por semana, aproximadamente.


Ha sido un año de novedades importantes de las que estoy muy satisfecho. Para empezar la transformación a un blog trilingüe, con entradas en castellano, catalán y inglés. También quiero destacar la colaboración con la revista Supersónic (¡eh, que ya ha salido el tercer número!), y con el blog Fantástik (en el que participo menos de lo qu me gustaría). Me quedo, sobre todo, con el contacto con los demás colaboradores de ambos proyectos y el intercambio de opiniones y comentarios. Espero conocer en persona a unos y volver a saludar a otros en la Eurocon 2016 de Barcelona. También me hace ilusión todavía recibir ARC de editoriales a través de Netgalley, o que algún autor novel o editorial poco conocida me hagan llegar sus obras. Este año han sido varias, y con muy buenos resultados en general.



Llevar este blog continúa motivándome y entreteniéndome, así que la idea es continuar un año más. Para celebrar el aniversario, tal como hice el año pasado, voy a realizar un sorteo de algunas de las lecturas que más me han llamado la atención este año.

 

Tened en cuenta de que en todos los casos estoy hablando de la edición digital de los libros que se pueden elegir en el sorteo.

Opción 1: La Canción secreta del Mundo - Jose Antonio Cotrina
Opción 2: Una de las dos antologías de Nova Fantástica: A la Deriva en el mar de las lluvias o Mariposas del oeste.
Opción 3: Una editorial prometedora, El Astronauta Imposible. Pack de Proyecto Marte de LJ Salamas + El Eterno Retorno de Pau Varela
Opción 4: Pack de las 3 ediciones publicadas de Supersónic
Opción 5: En inglés, ya que todavía no están traducidas, una novela a elegir entre las que creo que oiremos hablar más en los premios del año que viene: Seveneves de Stephenson, Children of Time de Tchaikovsky, The Water Knife de Bacigalupi, Aurora de Kim Stanley Robinson o The Dark Forest de Liu Cixin.

Participar es muy sencillo. Solo os pido que comentéis en esta entrada explicando cuales son las novedades que esperáis para el año que viene. Las mias están aquí. Los seguidores del blog tendréis dos participaciones en el sorteo, y si sois seguidores en facebook o twitter, tendréis tres.
El día 1-1-16 procederé al sorteo (por la tarde...o por la noche, mejor) y informaré al ganador mediante mensaje privado y posteriormente lo publicaré mediante una entrada. No comenta mucha gente por aquí, o sea que es relativamente fácil que os llevéis el premio.

Que el año 2016 os depare mucha felicidad, salud y buenas lecturas.

sábado, 12 de diciembre de 2015

Novedades esperadas para el 2016

A estas alturas del año acostumbro a hacer una entrada sobre las novedades que más me interesan de las que serán publicadas en el año siguiente. Ya es la tercera vez que hago una entrada de este estilo, señal que el blog va sobreviviendo. Al final solo acabo leyendo un 60% de lo que tenía planeado, por diferentes motivos, pero me divierte igualmente la búsqueda de novedades para leer. 

En algunos casos no he las he leído porque la novela finalmente no se ha publicado, en otros debido a los precios desorbitados de los formatos digitales, y, a veces, alguna opinión no muy favorable me ha acabado desanimando. Aunque lo más habitual es que aparezcan otras lecturas que no tenía en el punto de mira y que finalmente me han acabado interesando más.

Vamos al jaleo. No hago más que oir maravillas de Lavie Tidhar, y solo he leído un relato suyo publicado en Supersonic. Este año saca una novela de space opera con una premisa muy interesante, Central Station, que en mayo seguro que acabará apareciendo por aquí.


Literariamente un año no está completo sin un poco de space opera que provenga de las islas británicas. Este último año he descubierto a Neal Asher, y me interesa mucho continuar con la saga Transformation con su segundo volumen: War Factory, que se publicará en mayo. También Peter F Hamilton va a continuar con su saga Chronicle of the Fallers ubicada en el fantástico universo de la Commonwealth, con la novela Night Without stars.


Alastair Reynolds colabora con Stephen Baxter en The Medusa Chronicles, una secuela de una novela escrita por Arthur C. Clarke en 1971 que se publicará en febrero. Tiene buena pinta, y seguramente publicará otra novela en 2016 de la que no hay mucha información.

Y para acabar con los británicos, una de las novelas de la que he oído mejores críticas en 2015 es Luna, de Ian McDonald. La tengo muy arriba de la pila (espero que será la primera entrada del año 2016 del blog) y su continuación también va a aparecer en 2016.



En los últimos años también he descubierto a varios autores de origen asiático. Ken Liu presentará en marzo una recopilación de sus mejores relatos. Seguramente habré leído muchos, pero va a ser uno de los libros que quiero que decore mi estanteria nueva. También va a publicar el segundo volumen de su saga The Dandelion dinasty, pero tengo pendiente el primero todavía.




Y  hablando de autores asiáticos, llegamos al libro que seguramente espero con más ganas, Death's end, de Liu Cixin. Los dos volúmenes anteriores de la trilogía Three body problem son de lo mejorcito que he leído en estos últimos años. Una saga tan sorprendente y llena de ideas tiene que terminar por fuerza de una manera espectacular. La espera hasta abril será larga.

Para acabar con los autores no españoles comentaré que habrá novelas interesantes de China Mieville (un par, la primera en enero), Madeline Ashby (Company town, la que no se publicó en 2015), una nueva serie de Space Opera de Elizabeth Bear, y una novela de Tim Powers, Medusa's web, que comentaré en enero. Bueno, y las cinco o seis novelas que publicará Brandon Sanderson.
De los autores nacionales espero con ganas la novela escrita a cuatro manos por Víctor Conde y Jose Antonio Cotrina, las Puertas del Infinito. Fantasía urbana con mundos paralelos conectados por puertas. Conde publicará tambien una reedición de su primera novela, El tercer nombre del emperador, que me apetece descubrir.



Se van a publicar algunas antologías muy interesantes, como la segunda edición de Alucinadas, de la cual ya están los relatos escogidos, y espero que Mariano Villarreal publique alguna antología de las suyas, además de Castillos en el aire, una recopilación de algunos de los relatos más importantes del género con una alineación espectacular.
Me apetece mucho también la nueva novela de Felicidad Martínez, La mirada extraña, formada por cuatro historias que exploran cuatro especies alienígenas diferentes.




Tengo la fantasía épica totalmente abandonada: Sanderson, Abercombrie, Rothfuss, Esslemont y Erikson publicarán novelas nuevas este año. Son autores que, en general, me gustan, pero hace tiempo que no leo nada suyo y no creo que este año sea diferente.

Termino como he terminado todas las entradas de este estilo, hablando de The Winds of Winter. Ya he comentado alguna vez que soy muy fan de esta saga y sus derivados. Espero que este año, por fin, aparezca esta esperadísima novela y (crucemos todos los dedos) que no nos decepcione.
Buenas lecturas a todos.

lunes, 7 de diciembre de 2015

El Abismo mecánico - Varios autores

En octubre de 2015 se realizó en Valencia el Salón internacional Cificom, y una de las actividades, liderada por Sergio Mars y Vicente Hernándiz, fue la realización del primer certamen de relatos de ciencia ficción. La antología que presento hoy, El Abismo mecánico, recopila a los diez relatos más destacados que participaron en este certamen.
El tema central de todos los relatos que participaron es la inteligencia artificial. Cuando se recopilan tantos relatos sobre un mismo tema se corre el riesgo de que haya un cierto aire de repetición y de dejá vu a medida que vas avanzando en la lectura, pero en este caso los relatos son muy diversos, y esto es un punto a favor de la antología. La calidad de los relatos es media-alta, pocos destacan sobre el resto y, aunque creo que ninguno llegará a formar parte de la historia de los relatos de ciencia ficción escritos en castellano, la lectura es muy entretenida. Me gusta conocer nuevos autores y gracias a esta lectura he puesto a algunos más en la lista a seguir.

Algunas de las ideas y planteamientos de los relatos son muy originales, aunque toquen aspectos recurrentes en el género. El principal problema que creo que tienen la mayoría para no llegar a ser excelentes es  su longitud. Los organizadores optaron por un margen entre 500o y 8000 palabras, y creo que la mayoría de los autores hubiesen necesitado un poco más de longitud para acabar de llevar sus historias a buen término. Detecto en muchos relatos cierta precipitación, sobre todo en los finales.
Paso a comentar brevemente las historias que más me han convencido. 

Instancias cautivas,  de Pedro Moscatel, me ha recordado en algunos momentos el planteamiento de The Lyfecycle of software objects de Ted Chiang, ya que el tema principal es el de la educación de las inteligencias artificiales, pero rápidamente el relato toma otros derroteros relacionados con el tema militar y termina con un final triste y descorazonador.

Una temática parecida pero con un estilo y una ubicación muy diferentes es la que presenta Inhumanos de Shayla Mélmed. Es un relato críptico y difícil, el más diferente de todos los presentes en la recopilación. Esta situado en un futuro distópico del que no se dan muchos detalles y que me ha gustado más por lo que he intuido que por lo que me han explicado. El relato gana con una segunda lectura y es seguramente el exponente más claro de lo que he comentado anteriormente sobre la precipitación al final de las historias.
Esto también le pasa a En la noria, de Maria Tordera. Un antiguo soldado al que le han amputado la pierna y acaba de divorciarse de su mujer conoce en Viena a un robot que, a cambio de unas cervezas, le proporciona amistad y comprensión. A partir de ese momento giros y contragiros en una trama llena de sorpresas para acabar llegando a un final inesperado. 

Los dos siguientes relatos presentan una estructura y una temática más clásica y son de los que me han gustado más. Ya no soy Sam, de Leonardo Ropero está narrado en primera persona por la IA de una nave espacial que coge cierto afecto a una de sus tripulantes más inexpertas mientras deben enfrentarse a una amenaza desconocida. 
En El corazón en la máquina, Salvador Bayarri presenta un futuro en el que los seres humanos han creado seres artificiales para desarrollar trabajos en entornos difíciles. Estos seres acaban siendo culpados de los problemas en la tierra y son perseguidos y exterminados por todo el sistema solar. El relato narra la historia de algunos de los supervivientes a este exterminio.

El ganador del certamen fue el relato El abismo mecánico, escrito por Javier Castañeda, autor novel pero con una trayectoria envidiable que incluye el Alberto Magno y la participación en la antología Mariposas del Oeste. La historia narra la relación enfermiza y claustrofóbica entre una IA y su creador durante la búsqueda del algoritmo de la creación artística. Fiel al estilo de su autor, el relato es muy detallado (demasiado a veces) y con giros argumentales sorprendentes. 

En resumen: una antología muy variada, original y interesante, hecho que es difícil cuando todos los relatos versan sobre el mismo tema. Incluye algunos relatos de buena calidad y me ha sido muy útil para descubrir nuevos autores. Destaco también la ilustración de la portada, muy atrayente. Quiero aplaudir la iniciativa y animar a que se repita; tengo mucha curiosidad para descubrir qué tema escogerán los recopiladores si hay una segunda edición del premio. 
Y, para finalizar, me tomo la libertad de aconsejar a la editorial que publique una ficha en Goodreads y que edite también la antología en formato digital. Estoy convencido que una iniciativa de este estilo, tratándose de autores en general desconocidos, el mercado digital (siempre que el precio sea asequible) sería mucho más amplio que el de la edición impresa. 

Otras opiniones del libro: Sagacomic