viernes, 29 de abril de 2016

El ojo de Dios - David Luna


Los lectores habituales del blog ya sabéis que tengo una cierta debilidad por el premio Alberto Magno. Era casi inevitable que cuando David Luna me ofreció la posibilidad de leer su novela breve finalista en la edición del año pasado, El ojo de Dios, publicada por Apache Libros, no pudiese rechazar la oferta.

Ya había leído el relato del autor publicado en la antología El abismo mecánico, y, aunque no fue de los que más me gustó, si que demostraba su buen quehacer.
La novela nos sitúa en la colonia de un planeta que la humanidad ha comenzado a terraformar, pese a que tiene vida vegetal y animal exhuberante, en el momento en el que llega un auditor imperial, el narrador de la historia, para controlar la extracción y envio de los recursos que proporciona el planeta. Una variedad de Coltán, principalmente. 

El auditor se enfronta a la escasa colaboración de los residentes civiles y militares de la colonia, y a los problemas que conlleva la adaptación a las condiciones atmosféricas del planeta.
La trama es enigmática, y utiliza algunos recursos interesantes para situar en poco tiempo el misterio al que debe enfrentarse nuestro protagonista. El estilo del autor es directo, poco descriptivo, y consigue con éxito plantear  una situación muy intrigante que consiguió despertar mi interés de inmediato. El world-building está muy bien logrado, hay muchos detalles imaginativos. Durante gran parte de la novela, debido a las acciones del protagonista, se respira un ambiente entre lisérgico y enfermizo que en algún momento me ha desconcertado, pero creo que está bien conseguido y ayuda a la ambientación.

El principal problema es que todo lo que promete la historia en el primer tercio de la novela no acaba de llegar a buen puerto. La causa principal es la longitud de la novela. Soy un gran fan del formato de la novela breve, pero en este caso en concreto creo que la historia daba para más, y, por tanto, el final es muy apresurado, dejando demasiados cabos sueltos y enigmas sin resolución. Estoy convencido de que si el autor no hubiese estado encorsetado por el número de palabras que permite participar en el Alberto Magno hubiese conseguido darle un tono diferente  al final de la historia, que creo que lo merece, y el producto final hubiese sido mucho mejor. 
Es una lástima, porque el planteamiento y el escenario son muy interesantes. El autor promete, y por tanto estaré pendiente de sus nuevas aventuras literarias.

domingo, 24 de abril de 2016

Central Station - Lavie Tidhar (english review)

Disclaimer: English is my third language,  so I want to apologize in advance for there may be mistakes in the text below. If you find any, please let me know so that I can correct it. I'd really appreciate it. Thanks. You can read this review also in spanish here.

I think I've just read one of the books of the year, altough we are only in April. Central Station is a compilation of stories with a fix-up style, in which the main protagonist is the stage in which they develop, although the characters share stories and parts of the plot. It is the first book of Lavie Tidhar that I read,  and I can assure it will not be the last.
Although a couple of the stories have been written expressly for this project, most had been previously published in magazines such as Analog or Interzone, and have been more or less modified to link them all. I'm surprised, because the result is fantastic, seems entirely designed from the start to be a whole, I even dare say that I have doubts if I would have liked some of the stories If I had read them independently, while in the anthology all fit in a way almost almost perfect.
Central Station is located in Tel Aviv, and is a space station where  ships depart  and ships arrive from all corners of the solar system (well, it's the link to the orbital station). At its heart there is a huge shopping mall and entertainment areas and religious centers. It is a center of movement and novelty, but the characters of the stories are much more static and their life elapses around the station, without being significantly affected by the comings and goings. Each story has as a main character  a different protagonist, although they appear in other stories, since most of them are related by family or friendship ties.
The style is very poetic, indirect, that  leaves much to the imagination of the reader. They are not stories you can devour, they need a period of reflexion to make all the pieces fit.
Lavie Tidhar has shown his great imagination, even at some point I think he has wasted it. There are many details that are not deepened and that would allow him to write much more in this universe: the colonization of the stars and the solar system, wars on our planet and the weapons used, new religions, implants that allow you to connect to a global communications network, the presence of the other (AIs) ... These and other topics are touched only superficially. The world-building is so rich that I hope Tidhar will come back to it to provide us with new stories as great as the stories of this anthology.
It is a novel of ideas in which each new story is going to surprise you more than the last. Do not expect action, the important thing is the (broad, imaginative, overflowing) scenario and how the actors, very heterogeneous, are living in it.
I think the novel is a hymn against uniformity and in favor of diversity. Diversity in all aspects: genetic and racial diversity (the originality of the ethnic mix of the main characters is a great point), diversity of beliefs (although today's major religions survive, there are some new cults), diversity of identity (artificial intelligences, humans and robots coexist in a pluralistic society ... even there are mental vampires), sexual diversity (all kinds of relationships is well seen), and habitat diversity (although, unfortunately, the different spaces that humanity has managed to colonize are not described in detail ).

A fully recommended reading, I'm sure you will hear about it in next year's great awards. 

Central station - Lavie Tidhar

25986774
Creo que acabo de leer uno de los libros del año, aunque sólo estemos en abril. Central Station es una recopilación de relatos de estilo fix-up, en el que el principal protagonista es el escenario en el que se desarrollan, aunque los relatos comparten personajes y partes de la trama. Es lo primero que leo de Lavie Tidhar, y ya avanzo que no va a ser lo último.
Aunque un par de los relatos han sido escritos pensando en este proyecto, la mayoría ya habían sido publicados anteriormente en revistas como Analog o Interzone, y han sido más o menos retocados para acabar de enlazarlos todos. Me sorprende, porque el resultado final es fantástico, parece totalmente diseñado desde el principio para que sean un conjunto, incluso me atrevo a decir que algunos relatos tengo dudas de que funcionen de manera independiente, mientras que dentro de la antología encajan de una manera casi casi perfecta.
28517135La Central Station está ubicada en Tel-Aviv, y es una estación espacial de la que salen naves y llegan naves de todos los rincones del sistema solar (bueno, digamos que es el enlace en la tierra de la estación orbital). En su seno hay un enorme centro comercial, y zonas de ocio y centros religiosos. Es un centro de movimiento y novedad, pero los personajes de los relatos son mucho más estáticos y su vida trascurre alrededor de la estación, sin que se vea muy afectada por las idas y venidas. Cada relato tiene como personaje principal a un protagonista diferente, aunque van apareciendo en otros relatos, ya que la mayoría de protagonistas están relacionados por vínculos familiares o de amistad. 
El estilo es muy poético, poco directo, muestra más que enseña y deja gran parte a la imaginación del lector. No son relatos que se puedan devorar, necesitan un cierto periodo de reflexión para acabar de encajar todas las piezas.
Lavie Tidhar ha realizado un derroche de imaginación, incluso en algún momento creo que ha desaprovechado ideas. Hay multitud de detalles en los que no se profundiza y que darían para escribir muchísimo más en este universo: la colonización de las estrellas y el sistema solar, las guerras en nuestro planeta y las armas que se utilizaron, las nuevas religiones, los implantes que permiten conectarse a una red global de comunicaciones, la presencia de los Otros (inteligencias artificiales)... Estos y otros temas se tocan sólo por encima. El world-building es tan rico que espero que Tidhar regrese a él para proporcionarnos relatos tan estupendos como los que forman esta antología.
Es una novela de ideas en la que cada relato consigue sorprenderte más que el anterior. No esperéis acción a raudales, lo importante es el escenario (amplio, imaginativo, desbordante) y cómo los actores, muy heterogéneos, se relacionan en él. 
Después de reflexionar uno días creo que la novela es un canto contra la homogeneidad y a favor de la diversidad. Diversidad en todos los aspectos: diversidad genética y racial (un acierto la originalidad de la mezcla de etnias de los personajes protagonistas), diversidad de creencias (aunque las principales religiones actuales sobreviven, hay algunos cultos nuevos), diversidad de identidad (inteligencias artificiales, humanos y robots conviven en una sociedad muy plural...incluso hay vampiros mentales), diversidad sexual (todo tipo de relaciones está bien visto), y diversidad de hábitats (aunque, lamentablemente, no se describan en profundidad los diferentes espacios que la humanidad ha conseguido colonizar).
En fin, totalmente recomendable. Viendo cómo las editoriales españolas se han puesto las pilas publicando las grandes novelas del año pasado (Children of Time, Aurora, Seveneves, The Three-body problem, The water knife...), estoy convencido que en 2017 la disfrutaremos en castellano. ¿Que editorial se llevará el gato al agua? 

Otras opiniones de la novela: Donde termina el infinito

miércoles, 20 de abril de 2016

Lo bueno si breve... 4

Nota: Esta es mi colaboración con la revista Supersonic nº4. Ya estáis tardando en descargarla, está llena de entrevistas jugosas, secciones interesantes y relatos espectaculares de Aliette de Bodard, Víctor Conde, Tamara Romero, Guillem López y Felicidad Martínez, entre otros. 
La publico en la setmana de Sant Jordi para que, ya que hablo sobre novelas escritas en catalán, sirvan como recomendaciones para esta entrañable fecha.

En mi colaboración con la anterior edición de esta revista comentaba algunos de los ganadores del premio de novela corta UPC. Es de los pocos premios que permite que las obras se presenten en diversos idiomas. Revisando el palmarés descubrí que algunas de las novelas ganadoras o con mención estaban escritas en catalán, mi lengua materna.
Ya he comentado muchas veces en esta sección mis lagunas con la ciencia ficción escrita en castellano, problema que he ido solucionando gracias en parte a colaborar en esta revista. Mis lagunas de la ciencia ficción escrita en catalán todavía son mayores y más profundas; algo de Manuel de Pedrolo y poca cosa más. Así que, ni corto ni perezoso, en 2015 me propuse leer periódicamente libros de autores catalanes y comentarlos en el blog en el idioma original en el que estaban escritos, transformándolo así en un blog trilingüe, por si no tenía ya suficiente trabajo. Considero que fue una decisión acertadísima, ya que he descubierto pequeñas joyas y autores muy interesantes.
Vaya por delante que desconozco el funcionamiento del mundo editorial, y que no quiero entrar en el terreno de la política ni meterme en camisas de once varas, pero después de leer estas fantásticas novelas se me planteó una duda. ¿Porque hay tan pocas obras recientes escritas en catalán traducidas al castellano? Cierto es que algunos autores como Albert Sánchez Piñol o Marc Pastor son traducidos sistemáticamente (a muchísimos idiomas), e incluso un autor novel como J Valor Montero está escribiendo y publicando casi simultáneamente en los dos idiomas su ucronía situada en el Imperio Romano, pero creo que estos casos son claramente minoría. Y me sorprende, porque si una novela escrita en catalán tiene cierto éxito de público y de crítica entre los aficionados catalanes cabe esperar que entre los aficionados del resto del estado también pueda ser así. Y interpreto también que puede ser mucho más fácil el proyecto de traducción (¿a lo mejor el mismo autor?) y que habrá más facilidades a nivel contractual o fiscal por pertenecer al mismo estado. Pero no tengo ni idea, francamente.
También es posible que una de las causas sea el desconocimiento de los libros de género escritos en catalán, mercado muy minoritario, y, por si esta es la causa, estoy dispuesto a poner mi granito de arena para darlos a conocer.
En este artículo voy a presentaros algunas obras más o menos recientes escritas en catalán, de diferentes géneros, autores y editoriales, con las que he disfrutado mucho durante este último año. El nombre de la sección es Lo bueno, si breve… por tanto he elegido obras que puedan catalogarse de breves, alrededor de unas 200 páginas como máximo (es una lástima, porque me dejo en el tintero obras magníficas más extensas…me las guardo para otra ocasión).

Ya que en los artículos anteriores me centraba en los premios de narrativa breve, comenzaré por las novelas que han sido premiadas. En 2014 El crit de les Ultracoses, de David Ruiz,  recibía la mención especial del premio UPC. Posteriormente la novela ha sido publicada por EdicionsCurbet. Es una historia de invasión alienígena, un claro homenaje a La invasión de los ultracuerpos (y a otras películas famosas), pero con un tono mucho más gamberro, transgresor  y divertido. El protagonista es un investigador de los Mossos de Esquadra de Girona (la ambientación no puede ser más autóctona) que padece alcoholismo después de que su mujer lo abandonara. Su misión será la investigación de una serie de muertes sospechosas en las que siempre estará presente un televisor emitiendo una intrigante nieve gris. La acción se disparará cuando descubra que estos televisores son la puerta de entrada de seres alienígenas que quieren colonizar nuestro planeta y, como no, nuestros cuerpos. Lectura de entretenimiento puro y duro, muy divertida.

Otra novela que triunfó en los premios UPC es Traficants de llegendes, de Jordi Font-Agustí, ganadora de la edición del 2003. Situada en un futuro relativamente cercano en el que las grandes corporaciones son las que dominan la política y sustituyen a los gobiernos, la novela nos presenta una Catalunya independiente que intenta sobrevivir en este mundo globalizado. Precisamente su principal exportación son las Leyendas. En un mundo en el que las migraciones masivas han generado poblaciones muy mezcladas y sin arraigo histórico, mucha gente pudiente decide implantarse unos recuerdos ficticios escogidos a la carta para crearse un pasado familiar y personal con más solera. Aunque los sistemas de seguridad son muy estrictos, algunas leyendas llegan al mercado negro y se distribuyen con facilidad entre la población. Si a todo esto le añades las manipulaciones políticas de un estado debilitado capaz de todo para sobrevivir culturalmente te queda una novela fantástica, merecedora sin duda del premio. Esta novela fue publicada por la colección Ciencia Ficció de la Editorial Pagés, una editorial pequeña afincada en Lleida y que tiene mucho mérito por publicar traducciones y originales escritos en catalán de una calidad más que notable.
 
También de esta editorial es El Vent entre els saguaros, de Montserrat Galícia. Aunque según mi opinión la ciencia ficción es más telón de fondo que parte principal de la trama, la novela tiene aspectos muy interesantes sobre la exploración y reconocimiento de nuevos planetas. Los protagonistas son dos expediciones de exploración y prospección planetaria de diferentes empresas que coinciden en un planeta sin explorar pero con muchas posibilidades. La autora se centra más en las relaciones entre los protagonistas y en su pasado que en el proceso de exploración, es una historia introspectiva pero con toques de misterio e intriga muy atrayentes.
La novela fue finalista de los premios Ictineu de 2015 (los Ignotus catalanes) pero finalmente no ganó.




La que sí que ganó el premio Ictineu en 2014 es La decisió de Manperel de Jordi de Manuel publicada por Columna edicions. La trama gira en torno a Manperel, un matemático que después de haber resuelto uno de los enigmas más complejos se retira a una isla muy poco poblada cercana al Ártico, junto con su perro y su madre. Allí recibe cartas de su padre, con quien hacía mucho tiempo que no entraba en contacto, en las que, mediante cintas grabadas, le explicará los motivos de su marcha, los orígenes de su familia y de su aptitud innata para las matemáticas. Es una novela tranquila, con una excelente ambientación muy lograda que consigue trasladarte a esos rincones remotos y un misterio agazapado que provoca que devores páginas para saber más. Se nota que el autor es experimentado y domina las estrategias narrativas para enganchar al lector. Muy recomendable, incluso para lectores no acostumbrados al género.

La editorial Proa publicó Les cróniques del DèuCoix, de Joan-Lluís Lluís, un relato que tiene como carismático protagonista al Dios Hefestos, único superviviente de los dioses del Olimpo. La historia nos narra cómo intenta sobrevivir a la falta de atención de los mortales y su relación con ellos, que pasa de la indiferencia más absoluta a la preocupación enfermiza por algunos en concreto. Su comportamiento errático, inconstante y a veces caprichoso, lo convierten casi más en humano que en divino (y más porque utiliza poco sus poderes, no sea que despierte la atención del Dios vigente, ese que tiende a ignorar las plegarias de sus seguidores). Aunque la historia se sitúa en diferentes siglos, creo que hubiese dado para más ambientaciones temporales y espaciales, ya que se centra mucho en la isla de Sicilia. Aunque la historia queda bien cerrada, creo que el autor desaprovechó un buen personaje, me quedé con ganas de más. Es una novela que también triunfaría entre los lectores más generalistas, seguro.

Para terminar, una distopía. Hay varias obras del catálogo de la joven y atrevida editorial Males Herbes que podrían tener su sitio en este artículo, pero de las diversas que he leído y se ciñen a la longitud de la novela breve me quedo con Res no es real, de David Gálvez. En esta breve historia, que muestra más que enseña, el autor nos presenta a una sociedad cuya supervivencia se basa en el cultivo de fresas. Unos seres enigmáticos, “Los que nos vigilan”, les proporcionan agua y herramientas, pero se cobran el peaje, ya que de tanto en tanto, después de unos períodos en que todo el grupo duerme muchas horas de forma sospechosa, algunos miembros del grupo desaparecen. Aunque la historia me dejó con muchos interrogantes, es destacable la capacidad del autor para tocar muchos temas complejos en una estructura de capítulos breves como está planteada la novela.
En fin, ya veis que en la variedad está el gusto. Distopías, invasiones extraterrestres, dioses del Olimpo, nuevas tecnologías, exploración de planetas... este año he disfrutado enormemente leyendo literatura de género escrita originariamente en catalán. 
Espero que esta pequeña muestra haya servido para que descubráis este mercado minoritario, pero repleto de pequeñas joyas. La verdad es que me he quedado con ganas de comentar novelas de más páginas y que también he disfrutado mucho, así que seguramente en la próxima edición me saltaré las normas que me he autoimpuesto respecto a la longitud de las obras a comentar y aparecerán por aquí ucronías, evoluciones tecnológicas, fantasía urbana, steampunk, y disquisiciones sobre el lenguaje que me he guardado en la recámara.
! Salud y buenas lecturas!

domingo, 17 de abril de 2016

The Emperor's Railroad - Guy Haley (english version)

Disclaimer: English is my third language,  so I want to apologize in advance for there may be mistakes in the text below. If you find any, please let me know so that I can correct it. I'd really appreciate it. Thanks. You can read this review also in spanish here.

I'm really enjoying most of the novellas that are being published by Tor, they are presenting a mix of many genres and many authors, some known and consolidated, others less. A great diversity to choose from.

The Emperor's Railroad
Talking about diversity, the novella that I present today, The emperor's railroad, by Guy Haley, is a  strange mixture of zombies, angels, knights and dragons in a post-apocalyptic scenario in which human society has regressed to levels we can descrive almost as medieval.

The synopsis piqued my interest, especially to see if the author should be able to link all these aspects in a more or less coherent and interesting plot. I think he has been successful, but with nuances.
The story is told through the point of view of a boy of 12, who explains the story when he is older and, having spent his life as a monk, is about to die (no, it's not called Adso ). The plot centers on the trip he and his mother undertake to the house of a cousin, after his village has been overrun by zombies. On the way they find the true protagonist, Quinn, a knight, who is hired to accompany and protect them on their journey.
In the world  Haley propose us, major cities are run by angels, that appoint the knights as their representatives. We don't know much about the causes that have led to the emergence of zombies nor angels, nor the decline of our civilization, but we know that relatively recently, some cities have entered a civil war and the people are yet sufferint the consequences of the conflict.
Although I am no a zombie genre fan, I think the novel is exciting; there is a scene that tells an attack of this kind of monsters that has provoked me goosebumps. It may be the semi-medieval setting. It's not the same facing a hungry horde with machine gun bursts than with pikes.

The Ghoul King
Altough it is original in some points, the plot and the characters have some topics. But the main mistake I find in the story and  that bothers me more is that does not solve many of the puzzles posed in the worldbuilding, and finally we don't know what had happened to our world. It is, so far, all open to interpretation. I have some assumptions and suspicions about has happened, but I will have to wait for subsequent installments of the adventures of Quinn to corroborate them. I do not know if this strategy is good or not, frankly, I think it might discourage more than one lector, but  I'm intrigued enough to give a second chance to Guy Haley. In July a new novella will be published with Quinn as the main chracter, The Ghoul King. Surely it will appear here.

sábado, 16 de abril de 2016

The Emperor's Railroad - Guy Haley

La apuesta que está realizando la editorial Tor por la novela breve es muy interesante, creo que ya lo he comentado alguna vez. Estoy disfrutando mucho de la mayoría de las lecturas que están publicando en este formato, con una mezcla de muchos géneros y muchos autores, algunos conocidos y consolidados, otros menos. Hay mucho donde elegir.
The Emperor's Railroad (Dreaming Cities, #1)
Aunque si hablamos de mezclas, la que se lleva la palma es la novela breve que os presento hoy, The emperor's railroad, de Guy Haley. Es un potaje extrañísimo de zombis, ángeles, caballeros y dragones en un escenario post-apocalíptico en el que la sociedad humana ha retrocedido a niveles de la edad media.
La sinopsis despertó mi interés, sobre todo para ver cómo enlazaba todos estos aspectos en una narración más o menos coherente y interesante. Creo que ha tenido éxito, aunque con matices.
La historia está narrada a través del punto de vista de un joven de 12 años, que nos explica la historia cuando es ya mayor y, después de haber pasado toda su vida como monje, está a punto de morir ( no, no se llama Adso). La trama se centra en el viaje que él y su madre emprenden hacia la casa de un familiar, después de que su aldea haya sido arrasada por los zombis. En el camino encuentran a Quinn, el verdadero protagonista, un caballero, a quien contratarán para que les acompañe y proteja en su viaje.
En el mundo que nos propone Haley las ciudades  más importantes están regentadas por ángeles, que nombran como representantes-intermediarios a estos caballeros. No nos explica gran cosa de las causas que han provocado la aparición de los zombis ni de los ángeles, ni el declive de nuestra civilización, pero sí sabemos que hace relativamente poco tiempo algunas ciudades han entrado en una guerra civil y todavía se sufren las consecuencias del conflicto.
Aunque no soy nada aficionado al género zombi, creo que la novela es emocionante; hay una escena que narra un ataque de este tipo de monstruos que me ha dejado los pelos como escarpias. Puede que sea la ambientación semi-medieval. No es lo mismo enfrentarse a una horda hambrienta a base de ráfaga de ametralladora que a base de golpe de pica. 

The Ghoul King (Dreaming Cities, #2)La trama y los personajes presentan algunos tópicos que son los que hacen que no acabe de valorarla con notable alto, pero el principal pero que le pongo a la historia es que me molesta que me deje con la intriga y no solucione muchos de los enigmas que plantea en el worldbuilding. Está, de momento, todo abierto a interpretaciones. Tengo algunas hipótesis y sospechas sobre los que ha sucedido en nuestro planeta, pero me tendré que esperar a posteriores entregas de las aventuras de Quinn para corroborarlas. No sé si esta estrategia es buena o no, francamente, creo que puede desanimar a más de un lecotr, pero de momento yo estoy lo suficientemente intrigado para darle a Guy Haley una segunda oportunidad. En julio está prevista una nueva novela breve con Quinn como protagonista, The Ghoul King. Seguramente aparecerá por aquí.

martes, 12 de abril de 2016

Armada - Ernest Cline


A finales de  2011 una novela llena de referencias de los 80 y 90 irrumpió de forma espectacular en el mundillo friki. Con un telón de fondo de distopía narraba las historia de un joven que se pasa la vida conectado a un mundo virtual. Como todos los lectores del blog ya sabéis, estoy hablando de Ready Player One, de Ernest Cline. Fue una lectura muy ágil y entretenida, la recuerdo con cariño. La novela triunfó como pocas veces he visto, tanto que, seguramente, a finales de 2017 Spielberg dirigirá la adaptación cinematográfica. 
Para recordarla o para conocerla os recomiendo que escuchéis el episodio que le dedican en el podcast  La biblioteca de Trantor. 

Muchísima gente (entre la que me incluyo) esperaba  la segunda novela de Cline con muchas ganas. En teoría tenía  que aparecer en 2014, pero su publicación se atrasó más de un año. Ahí ya empecé a sospechar algo raro. Una vez publicada, los comentarios de los primeros lectores no eran demasiado buenos, así que fui aplazando su lectura y bajaba puestos en la lista de prioridades a medida que aparecían más reseñas y valoraciones poco positivas. 
La editorial NOVA ha publicado la versión traducida, y, pese a los comentarios negativos, quise dar un voto de confianza,  ya que su en el último año su catálogo está mejorando mucho, y están publicando (y publicarán) novedades muy interesantes (creo que esta novela va a ser el lunar en su catálogo de este año). También tenía ganas de ver el trabajo del traductor, David Tejera, compañero de la blogosfera (creo que ha debido sudar tinta para poder traducir con sentido todas las referencias a series,  películas y videojuegos que lleva la novela).

El protagonista es Zack Lightman, un joven adolescente especialista en un videojuego que se basa en una invasión extraterrestre, Armada, y que tiene los problemas típicos de los adolescentes americanos. Cuando aparecen en realidad los extraterrestres a invadirnos los especialistas en este juego serán reclutados para pilotar a drones de combate, ya que el juego ha sido creado para entrenar a los habitantes de la Tierra en la defensa de los alienígenas invasores. Suena al Juego de Ender, ¿verdad?.

Me había prometido no comparar Armada con Ready Player One, pero es inevitable porque es el propio Ernest Cline el que insiste en repetir la fórmula que le proporcionó éxito: referencias ochenteras a porrillo (sin ton ni son, en este caso), diálogos con chispa, acción... pero mi sensación final es que todo es un poco forzado y que no acaba de encajar bien. En su novela anterior había un telón de fondo interesante, con problemas medioambientales y sociales...en esta ni eso. Los momentos supuestamente emotivos no me emocionaron, los divertidos no me divertieron, y, aunque leí la novela en un par de sentadas, tampoco acabó de engancharme.

Creo que no soy el público objetivo de esta novela, ya que no soy muy dado a los videojuegos y puede que no me identifique con muchas de las sensaciones que se intentan reflejar en la historia. 
En fin, estoy un poco decepcionado aunque estaba avisado de que podía pasarme. Seguramente si Cline publica otra novela le echaré un vistazo, pero veo difícil que pueda conseguir el éxito de la primera sin reinventarse y sin innovar un poco, cosa que en esta segunda no ha hecho. Pero bueno, a lo mejor es un éxito de ventas y crítica porque lo conocido es precisamente lo que quiere la gente...que sabré yo.

Otras opiniones: Sense of Wonder, El rincón de Koreander , Fantasticaficción

domingo, 10 de abril de 2016

Every heart a doorway - Seanan McGuire (english review)


Disclaimer: English is my third language,  so I want to apologize in advance for there may be mistakes in the text below. If you find any, please let me know so that I can correct it. I'd really appreciate it. Thanks. You can read this review also in spanish here.

Feed (Newsflesh, #1)In the summer of 2013, very intrigued by the fact that a zombie-themed trilogy had managed to be nominated for the Hugo awards during the previous three years, I decided to give a chance to the first part of the saga written by Mira Grant: Feed.
I was very disappointed by the novel: I did not like the plot (nor its approach or its resolution) neither the characters, and the style of the author did not convince me.
In the first pages of the great short novel that I will talk about today, Every Heart a Doorway, before the story begins, I discovered that Seanan McGuire, the author, is Mira Grant.

If it had been a novel of more pages, maybe I would have thought a couple of times before reading it; what a mistake. But fortunately it is a short novel, so I decided to continue and therefore I discovered the fantastic universe that McGuire has created.
The story is set in a residential school for young people with problems. These young people had disappeared from their homes for a long period of time, to return explaining that they have stayed for much longer time than they had been missing in magic and fantastic worlds. This causes alarm in their parents, psychologists and therapists. The school is ruled by an old woman who also suffered the same experience several times during his childhood and youth.
The truth is that these worlds really exist, and that all the young protagonists of the story are dying to get back to them, and it is this homesickness the reason why their families end up entering them into the residence. The story begins in a somewhat typical form, with the arrival of a new resident, Nancy, who will be the main protagonist, and with who we will discover the peculiarities of this rich and imaginative universe.

The story is full of details about the characteristics of the different worlds that the protagonists had visited, and it makes the experience of reading it more rich. I highlight the division into categories of the various types of world that can be visited and the difference in the speed of time in magical worlds and the real world. Weeks in our world can mean years in other magical worlds. 
There is also a great job behind the protagonists; some are very charismatic and intriguing and I would love to know more of their story, save the main character, who is a bit insipidus.
Because the argument and the age of the protagonists, it may seems a young adult novel, but although there are details aimed at this audience, most situations are posed for an adult audience.

Just to raise an objection, I find the resolution of the main plot too obvious.

In summary: Excellent  short novel of fantasy, that at times reminded me of the magical worlds that create Gaiman and Pratt. A riot of imagination, emotional and humorous, with good characters and full of details that provoke curiosity about this fascinating universe.
I've seen in Goodreads that Seanan McGuire is writing a couple of stories more in this ambientation. You can find here a very interested reader.

sábado, 9 de abril de 2016

Every heart a doorway - Seanan McGuire

Feed (Newsflesh, #1)En verano de 2013, muy intrigado, decidí comprobar porque una trilogía sobre temática zombie había conseguido estar nominada a los premios Hugo durante los tres años anteriores. Así que, aunque los zombies no me tiran mucho, decidí dar una oportunidad a la primera parte de la saga escrita por Mira GrantFeed. 
La novela me decepcionó mucho: no me gustó la trama (ni su planteamiento ni su resolución), ni los personajes ni me convenció el estilo de la autora. 

En las primeras páginas de la estupenda novela breve que comentaré hoy, Every Heart a Doorway , antes de empezar la historia, descubrí que Seanan McGuire, su autora, era la misma persona que Mira Grant


Si llega a ser una novela de más extensión seguramente me lo hubiese pensado un par de veces antes de continuar; que error que hubiese cometido. Pero afortunadamente es una novela breve, o sea que decidí continuar y así he conseguido descubrir el fantástico universo que plantea McGuire.
La historia se sitúa en una escuela-residencia para jóvenes con problemas. Estos jóvenes habían desaparecido de sus casas sin dejar rastro para regresar tiempo después explicando su estancia durante mucho más tiempo del que habían estado desaparecidos en mundos mágicos y fantásticos, lo que provoca que salten las alarmas en los psicólogos y terapeutas de turno. Regenta la escuela una anciana que también sufrió la misma experiencia diversas veces durante su infancia y juventud.
Lo cierto es que estos mundos realmente existen, y que todos los jóvenes protagonistas de la historia se mueren de ganas de volver a ellos, y es esta añoranza la que provoca que sus familias los acaben ingresando en la residencia. La historia comienza de una forma un poco típica, con la llegada de una nueva residente, Nancy, que será la protagonista principal, y junto a la cual iremos descubriendo las peculiaridades de este rico y imaginativo universo.

La historia está llena de detalles que enriquecen la lectura, de los cuales destaco la división en categorías de los diversos tipos de mundo a los que se puede llegar , así como la diferente velocidad del paso del tiempo en los mundos mágicos y el mundo real. Semanas en nuestro mundo pueden significar años en los otros mundos mágicos. El escenario que ha creado es muy amplio y con muchos mundos para descubrir, de los que sólo va dejando detalles en la narración principal y que le deja mucho margen para volver en futuras historias.
También hay un gran trabajo detrás de los protagonistas; algunos son muy carismáticos y intrigantes, más los secundarios que la protagonista principal, que es un poco insípida.
Por el argumento y por la edad de los protagonistas, puede parecer una novela juvenil, pero aunque a veces si que hay detalles destinados a este tipo de público, la mayoría de situaciones planteadas son para un público adulto.
Para poner algún pero diré que la resolución de la trama me ha parecido demasiado evidente.

En resumen: Excelente novela breve de fantasía urbana que en momentos me ha recordado a los mundos mágicos que crean GaimanPratt o Cotrina. Un derroche de imaginación y fantasía, emotiva y con sentido del humor, con buenos personajes y llena de detalles que provocan curiosidad sobre este fascinante universo.
He visto en goodreads que Seanan McGuire está escribiendo un par de historias más en esta ambientación. Cuenta con un lector interesado.

domingo, 3 de abril de 2016

Dancer's Lament - Ian C. Esslemont (english review)

Disclaimer: English is my third language,  so I want to apologize in advance for there may be mistakes in the text below. If you find any, please let me know so that I can correct it. I'd really appreciate it. Thanks. You can read this review also in spanish here.

Three years ago, tired of losing details of the fantastic world of Malaz due to my worrying lack of memory, since the books translated into spanish by the now defunct Factoría de ideas were published every six months, I decided to read the 10 books written by Steven Erikson in english, without stop.
I enjoyed it, because the saga is rich, complex, funny, exciting and full of action and mystery. Still I not recommend the experience, as I ended up with an important surfeit of epic fantasy, and only two years later I was able to read something with swords and magic.
This surfeit caused that I still haven't read the saga written by Ian C Esslemont located in the same universe, though I have already bought a pair of the six books of which it consists. Later I discovered that both authors, once finished the stories they wanted to tell, chose the prequels to continue working in the universe they had created. Erikson, in The Karkhanas Trilogy, chose to narrate events that occurred thousands of years before what is explained in the main series, and based on a part of the plot that was not precisely the one that motivated me more. Instead, Esslemont opted for a far closer time to the books I had read, and characters  who I wanted to know more about. So when I had the opportunity to acquire the book, I did not think twice.

(Be careful, from here there are some minor spoilers for those readers who have read only the first book, the Gardens of the Moon.)
Dancer's lament is the first part of  Path of Ascendacy saga, which explains how Kellanved and Dancer met, join forces and  organize the Empire of Malaz and finally ascend to the throne of Shadow and become Shadowthrone and Cotillion.
All this part of the plot is told in the main books without clear explanations (well ... this really is general for all plots...) and wrapped in a mystery. Now I understand why, I guess the writing of this saga was already planned.


It's the first book written by Esslemont that I read, and I like his style. It is different from Erikson, but they have a common tone: action, magic, very different characters, great importance of dialogue and a sense of humor that I quite like.
I want to emphasize that enter in the world of Malaz has seemed much easier than other times. The warrens, gods, magic, ascendants ... I found it much more familiar. I do not know if it is because the style  of Esslemont is more direct or I have already mastered the intricacies and trails that run this complex universe.
A couple of minor bugs: the relationship between the two protagonists is fun, but a bit repetitive, and the character of Kellanved is treated almost like a secondary character, never used as a point of view to tell the story, and often shown as light-hearted. I am convinced that it is planned to keep part of the secret, but I hope that in the next novels Esslemont grant him more prominence and charisma. The final resolution of some of the plots has not finished to convince me, they finish abruptly.

In short: it has been a pleasure to meet old acquaintances, although guided by the hand of a different author. The novel has everything that I ask to a story of epic fantasy: good characters, some mystery, some action, some magic, a good scenario and all narrated with good style and sense of humor. It will not win awards for originality, but it has fulfilled my expectations for sure.

Esslemont has convinced me as a writer, and while I wait for the second book of this saga, as I want to visit Malaz more often, soon I'll start the Saga of the Malazan Empire, without reading it all at once, I've learned that surfeits are not good.

sábado, 2 de abril de 2016

Dancer's Lament - Ian C. Esslemont

Hace unos tres años, ya harto de perderme detalles del fantástico mundo de Malaz debido a mi preocupante falta de memoria, ya que los libros traducidos por la ya extinta Factoría de ideas iban saliendo cada seis meses, decidí leer de un tirón los 10 libros de la saga escrita por Steven Erikson en inglés. 
Disfruté mucho, porque la saga es rica, compleja, divertida, emocionante y llena de acción y de misterios. Aún así no recomendaría la experiencia, ya que acabé con un empacho importante de fantasía épica, que sólo se me ha curado un par de años después.
Este empacho provocó que no leyera la saga escrita por Ian C Esslemont ubicada en el mismo universo, aunque ya había comprado un par de los seis libros de los que consta. Posteriormente descubrí que ambos autores, una vez terminadas las historias que querían contar, optaban por las precuelas para continuar trabajando en el universo que habían creado. Erikson, en la Trilogía de Karkhanas, optó por narrar sucesos acontecidos miles de años antes de lo que se explica en la serie principal, y basados en una parte de la trama que no fue la que precisamente la que más me motivó. En cambio, Esslemont optó por una época mucho más cercana a los libros que había leído, y por unos personajes que eran de los que más me habían intrigado, y de los cuales quería saber más. Así que cuando tuve la oportunidad de adquirir el libro, no me lo pensé dos veces.

(Ojo, que a partir de aquí hay algun spoiler para aquellos lectores que sólo hayáis leído el primer libro, los Jardines de la luna.)
Dancer's lament es la primera parte de la saga Path of Ascendacy, que, como indica el titulo, explicará como Kellanved y Dancer se conocen, se alían y consiguen organizar el imperio de Malaz y ascender hasta ocupar el trono de Sombra y convertirse en Shadowthrone y Cotillion. 
Toda esta parte de la trama se narra en los libros principales de forma muy velada, sin explicaciones claras (bueno...esto en realidad es general para todas las tramas...) y envuelta en un halo de misterio. Ahora entiendo porqué, supongo que la escritura de esta saga ya estaba planeada.


No había leído nada de Esslemont todavía, y su estilo me ha gustado mucho. Es diferente al de Erikson, pero creo que consiguen mantener un tono común: acción, magia, personajes muy diversos, mucha importancia de los diálogos y un sentido del humor que me gusta bastante.
Quiero destacar que entrar en el mundo de Malaz me ha parecido mucho más sencillo que otras veces. Las sendas, los dioses, la magia, los ascendientes... me ha parecido todo mucho más familiar. No sé si es debido a que el estilo de Esslemont es más directo o a que yo ya domino los entresijos y los senderos que recorren este universo tan complejo. 

Algún fallo: la relación entre los dos protagonistas es divertida, pero un poco repetitiva, y el personaje de Kellanved me ha parecido poco serio y tratado casi como un secundario, nunca se utiliza como un punto de vista para narrar la historia. Estoy convencido de que está planeado para mantener parte del secreto, pero espero que en las próximas novelas Esslemont le otorgue algo más de protagonismo y carisma. La resolución final de todas las tramas tampoco me ha acabado de convencer por abrupta.

En resumen: ha sido un placer volver a encontrarse con antiguos conocidos, aunque guiado por la mano de un autor diferente. La novela tiene todo aquello que le pido a una historia de fantasía épica: buenos personajes, algo de misterio, algo de acción, algo de magia, un buen escenario y todo narrado con buen estilo y con sentido del humor. No se llevará ningún premio por original, pero ha cumplido con mis expectativas sin duda.
Esslemont me ha convencido como escritor, y como me he quedado con ganas de más,  en breve voy a empezar la Saga del Imperio, eso si, sin leerla toda de una vez, ya he aprendido que los empachos no son buenos.