miércoles, 28 de diciembre de 2016

Verbum

Soy muy fan del trabajo que está haciendo la editorial Fata Libelli. He leído y comentado en el blog varias de sus publicaciones, y a ellas les debo haber conocido o profundizado en la obra de autores y autoras tan interesantes como  Tim Pratt, Elizabeth Bear o Aliette de Bodard

Cuando me enteré de que publicaban una antología de relatos de diversos autores en español me alegré mucho y la compré inmediatamente. Este tipo de iniciativas me encanta, ya sea por conocer nuevos autores o por ver cómo se desenvuelven en distancias cortas autores de los que he leído sus novelas. Cada vez me interesa más la narrativa breve y valoro más la dificultad de explicar una buena historia en pocas páginas. Además, la alineación era muy prometedora.
Me sabe mal, pero mi valoración final media no es muy alta. Todas las antologías de este estilo son irregulares y tienen la gracia de que cada lector prefiere un relato o otro, y más en este caso en que los géneros de los relatos son tan diversos (terror, fantasía urbana, ciencia ficción...). Pero el problema según mi opinión es que no hay término medio: varios relatos me han enganchado y encantado pero con el resto no he conseguido conectar en ningún momento y me han dejado frío una vez terminados. Voy a empezar por estos, para acabar con mejor sabor de boca.

No había leído nada de Pilar Pedraza y su estilo me ha gustado, y la historia que nos explica en La niña gótica también, hasta que incluye el factor fantástico. Como una historia realista (casi como un capítulo de una historia más larga) me estaba interesando, pero la introducción de la parte mágica me ha descolocado un poco y creo que no acaba de encajar.
Amada de Antaño, de Roberto Bartual, presenta ideas muy interesantes en una extraña ucronia a la inversa relacionada con la Guerra Civil, pero no me ha convencido como la ha desarrollado, aunque su estilo me ha parecido atractivo. El que más me ha sorprendido negativamente es Quimera, de Luís Carlos Barragán. Voy a citar (con permiso) la opinión de mi compañero Miquel Codony, porque resume perfectamente mis sentimientos una vez finalizado el relato: "Me gusta mucho el cuento dentro del cuento, pero no el cuento que hay fuera del cuento que hay dentro del cuento." 

No se si os pasa, pero hay escritores con los que sintonizo de una forma casi perfecta, y creo que si publicaran su lista de la compra me gustaría y le encontraría virtudes. Jose Antonio Cotrina es uno de ellos. Y que mi predisposición sea muy buena no implica que su relato Ocultos no sea excelente, que lo es: lleno de imaginación, misterio, y capaz de generar una sensación de angustia muy potente. Parece que la capacidad de este escritor de crear nuevos mundos es inacabable. El relato de Jesús Cañadas, Su olor a jazmín, también ha conseguido dejarme mal cuerpo (en el buen sentido de la expresión), pero creo que no es redondo del todo. Para mi gusto le falta un poco más de explicación de la situación que es el eje del relato, deja demasiadas cosas abiertas a interpretación. Llevo mucho tiempo sin leer literatura de terror, pero estos dos estupendos relatos me han dejado con ganas de más.

Great king girl, de Welton Penderton, es una historia desconcertante y fascinante,  difícil de clasificar en un género, narrada desde diversos puntos de vista, con una progresión no muy clara y un resultado final sorprendente. Es de ese tipo de historias en que una segunda lectura se agradece para acabar de encajar los detalles. Un nuevo autor a seguir y a tener en cuenta.

Los dos últimos relatos se sitúan en mi zona de confort, la ciencia ficción, y ambos me han gustado mucho. Ricardo Montesinos nos presenta El camino, un relato de space-opera con una ambientación espectacular y una historia muy atractiva relacionada con los pilotos de las naves que viajan entre las estrellas y el contacto con seres extraterrestres. He leído cuatro relatos de este autor, y los cuatro me han gustado mucho. Aunque creo que ha desaprovechado la oportunidad de hacer una novela corta como mínimo, la historia daba para más, claramente. Pasa algo parecido con Añoranza de lo que no fue, de Mario Hinojosa, pero en este caso no es que el tamaño del relato se quede corto, sino que parece un primer episodio de una historia mayor. La ambientación en un planeta remoto, en una colonia casi asilada, con una mezcla de tecnologías avanzadas y primitivas me ha recordado en algunos momentos a Tatooine. 

En resumen, una antología de temáticas diversas, con varios relatos excelentes desde mi punto de vista, pero con otros con los que no he conseguido conectar. Una buena muestra de la narrativa de género actual. Aunque mi valoración media no sea muy alta os aconsejo sin dudas su lectura, puede que los relatos con los que yo no he conectado lleguen a ser vuestros favoritos de la antología.Espero que Fata Libelli continúe con iniciativas de este estilo, contarán con un lector, seguro.

Otras opinionesDonde acaba el infinito (reseña de la antología completa) o Origen cuántico (reseña individual de cada relato)

domingo, 25 de diciembre de 2016

Miniatures: The very short fiction - John Scalzi (english review)

Disclaimer: English is my third language,  so I want to apologize in advance for there may be mistakes in the text below. If you find any, please let me know so that I can correct it. I'd really appreciate it. Thanks. You can read this review also in spanish here.

I am a big fan of the work of John Scalzi. His imaginative and fun style is perfect between more complicated and profound readings. I have read almost all of his work: five books of his iconic saga  Old Man's War (except Zoe's tale), and his independent novels, such as Lock In or Redshirts, for example.
Still, I must admit that I would not have given a chance to the anthology that I present to you today, which includes his best short narrative (no, better VERY short: a maximum of 2500 words), if it does not come to be by the complimentary comments of my friend Leticia Lara in her blog  Fantastica Ficcion.
And I would have made a great mistake, because in these brief stories the wit and the sense of humor of Scalzi shine with their own light and have the perfect dose. It happens to me often when I read stories in which humor has a very important weight that jokes become repetitive if the story is too long.
It is not a book for laughing out loud, but you will devour its pages with a constant smile in your face.
I have read these stories in a week that I had very little time to read, and the  length of the stories is perfect for these situations: few pages, and a complete and entertaining story. Although I am convinced that if I had caught it in a moment with time I would have read it in a couple of hours at most.
The anthology consists of 17 stories and a poem and, because of its brevity, commenting them is synonymous of spoiling them, so I will limit myself to mention the general themes of which they treat.
The main subject that touches Scalzi and that also appears very often in his work of greater length is the contact with extraterrestrial beings. But not the first contact and the discovery, but the conflicts that would derive from the daily coexistence with beings totally foreign to us. He knows how to get a lot of juice out of these situations.
There are also a couple of fun stories related to superheroes and supervillains, and another couple related to artificial intelligence and their opinion of humanity. Although if I have to highlight one, the one I found most ingenious has been an interview with Pluto after it became a dwarf planet instead of a planet. 

In short, a very entertaining and enjoyable reading, totally recommendable. In March Scalzi is going to publish the first novel of a new saga of space-opera, The Collapsing Empire, and the reading of these small stories has increased my desire to read it. I have the ARC ready in the reader, so in a short time it will appear here.

sábado, 24 de diciembre de 2016

Miniatures: The very short fiction - John Scalzi

Soy muy fan de la obra de John Scalzi. Su estilo imaginativo y divertido me parece perfecto entre lecturas más complicadas y profundas. He leído casi toda su obra: su emblemática saga de La Vieja Guardia (excepto la Historia de Zoe), y sus novelas independientes, como Lock In o Redshirts, por ejemplo.
Aún así debo admitir que no le hubiese dado una oportunidad a la antología que os presento hoy, que incluye su mejor narrativa breve (no, mejor MUY breve: un máximo de 2500 palabras), sino llega a ser por la elogiosa entrada que le dedicó Leticia Lara en Fantástica Ficción. 
Y hubiese cometido un error, ya que en estas historias tan breves el ingenio y el sentido del humor de Scalzi brilla con luz propia y tiene la dosis adecuada. Me pasa a menudo cuando leo historias en las que el humor tiene un peso muy importante que los chistes se me hacen repetitivos si la historia se alarga. 
No es una lectura de carcajada en voz alta, pero si de las que devoras páginas con una sonrisa constante. 
He leído estos relatos en una semana en la que tenido muy poco tiempo para leer, y su longitud es perfecta para estas situaciones: pocas páginas, historia completa y entretenida. Aunque estoy convencido de que si lo pillo en un momento con tiempo lo leo en un par de horas como mucho. 
La antología está formada por 17 relatos y un poema y, debido a su brevedad, comentarlos mucho es sinónimo de spoilearlos, así que me limitaré a mencionar los temas generales de los que tratan.
La principal temática que toca Scalzi y que también aparece muy a menudo en su obra de mayor longitud es el contacto con seres extraterrestres. Pero no el primer contacto y el descubrimiento, sino los conflictos que se derivarían de la convivencia diaria con seres totalmente extraños a nosotros. Le sabe sacar mucho jugo a estas situaciones.
También hay un par de relatos muy divertidos relacionados con los superhéroes y los supervillanos, y otro par relacionados con las inteligencias artificiales y su opinión sobre la humanidad. Aunque si tengo que destacar uno, el que he encontrado más ingenioso ha sido una entrevista a Plutón después de que pasara de ser catalogado como planeta a ser llamado planeta enano.

En fin, una lectura muy entretenida y amena, totalmente recomendable. En marzo Scalzi va a publicar la primera novela de una nueva saga de space-opera, The Collapsing Empire, y, si ya le tenía ganas, la lectura de estos pequeños relatos sólo han hecho que incrementarlas. Tengo el ARC preparado en el lector, o sea que en poco tiempo aparecerá por aquí.

miércoles, 14 de diciembre de 2016

Tercer aniversario del blog - Sorteo

En pocos días el blog va a cumplir su tercer aniversario. Poco lo esperaba en diciembre de 2013 cuando publiqué la primera entrada, pero por lo visto soy más constante de lo que me imaginaba.
Estoy satisfecho de este tercer año. He conseguido mantener un buen ritmo de lectura y publicación en los tres idiomas, y por primera vez tengo cuatro o cinco entradas pendientes para acabar de concretar, a ver si durante las vacaciones de Navidad puedo ponerme al día. 
Las visitas se han disparado, aunque sospecho de que muchas son debidas a compañeros robots de procedencia soviética. Dentro de poco voy a llegar a las 100.000, una cifra a celebrar.
También estoy muy contento de haber impulsado la sección de entrevistas, que la tenía muy abandonada (muchas gracias a David LunaJavier Castañeda, Sofía Rhei  y Jordi de Manuel). 
También me ha encantado desvirtualizar a muchos compañeros blogueros y a escritores cuya obra sigo en la Eurocon y otros eventos a los que he podido asistir este año, conocer a gente nueva muy interesante, y estrechar lazos con gente que ya conocía.
Los objetivos para este cuarto año son poco ambiciosos: intentar mantener las reseñas en tres idiomas, realizar una entrevista cada mes, potenciar la lectura de autores y autoras noveles y poco conocidos, y estar pendiente de las novedades editoriales. He estado barajando la posibilidad de añadir un par de secciones, una de productos audiovisuales (series, películas...últimamente hay mucha producción de género a comentar), y una sección titulada "Cuentas pendientes", en la que revisaría autores clásicos del género de los que no he leído nada todavía: Silverberg, Le Guin, Sheffield, Bester, Butler, Morgan...la lista es enorme. Pero no creo que disponga de tiempo, o sea que si a alguien le interesa la idea, se la cedo con gusto.

Cada año para celebrar el aniversario del blog realizo un sorteo. Este año he cambiado un poco la dinámica, normalmente sorteaba la edición digital, pero este año he decidido que el premio va a ser un libro, a elegir entre los que he leído o se han publicado este año en castellano y que más me han llamado la atención.  

He intentado hacer una combinación de autores, géneros y editoriales diversas. Estos son los libros entre los que podrá elegir la persona que gane el sorteo:
 - El despertar del Leviatán, de James SA Corey, una space opera entretenida, en la que se ha basado la serie The Expanse, publicada por NOVA.
- Cuentos desde el otro lado: Una interesante antología de relatos de diversos géneros escritos por autores españoles y publicada por la editorial Nevsky.
- Apocalipsis suave, de Will McIntosh: una novela post-apocalíptica con un planteamiento muy original, aunque con la irregularidad que caracteriza al autor, publicada por Gigamesh (tengo la reseña pendiente).
- El problema de los tres cuerpos, de Cixin Liu y Luna de Ian McDonald: dos novelas que ha publicado NOVA este año y que me han encantado, pero en las que hay poca unanimidad en sus valoraciones.
- Michelíada, de Antoni Munné Jordà, la novela ganadora de los premios Ictineu, publicada por Males Herbes.
- Planos del otro mundo, de Ryan Boudinot. Una curiosísima mezcla de novela post-apocalíptica con toques cyberpunk muy interesante y que extrañamente ha pasado bastante desapercibida, publicada por Pálido Fuego.
- Fantasma, de Laura Lee Bahr: una historia bizarra y compleja, con estructura de librojuego, publicada por Orciny
- Hijos del Dios Binario, de David B. Gil, un thriller muy entretenido con muchos tópicos del género pero también con cosas originales, publicado por Suma de Letras.
- Cuchillo de Agua, de Paolo Bacigalupi, una historia cruda ubicada en unos estados unidos en los que el agua pasa a ser un recurso más preciado que el petroleo, publicada por Fantascy.

Condiciones del sorteo: El sorteo de estos libros se limita al territorio peninsular. Si pertenecéis a otros países o zonas geográficas y ganáis el sorteo os enviaré el libro que elijáis en formato digital (si existe). Si ya habéis leído todos los libros que entran en el sorteo podréis elegir cualquier libro que haya aparecido en el blog en 2016 y os lo haré llegar en formato digital o físico dependiendo de la elección.

Participar es muy sencillo, obtendréis un número para el sorteo comentando en esta entrada mencionando cuales son los libros que estáis esperando que se publiquen en 2017. Mi lista está aquí
Si sois seguidores del blog dispondréis de un número extra, y si sois seguidores de la cuenta del blog en twitter y en facebook, de otro número extra.

Tenéis tiempo hasta el dia 31-12-2016. El primer dia del año entrante, con la resaca, realizaré el sorteo.
Mucha suerte a todos.

sábado, 10 de diciembre de 2016

Cuentos desde el Otro Lado

No soy nada fetichista, y hasta la edición de este año de la Eurocon no había hecho nunca cola para que algún autor me firmara su obra. No sé si fue el ambiente de la libreria Gigamesh, o el hecho de desvirtualizar a muchas de las personas con las que interactúo con frecuencia por las redes, pero durante la Eurocon me vestí de fanboy y, libro en mano, perseguí a varios de los autores de la antología Cuentos desde el otro lado para que me firmaran la página donde empieza su relato. 

Lamentablemente sólo hacía unos días que tenía el libro y no lo había podido leer en su totalidad, de forma que sólo pude comentar algunos relatos con sus autores.
Voy a tirar de tópico y dejar ya dicho que esta antología, como casi todas, es irregular por estilos, temáticas y calidad de los relatos. Cumplido este trámite, en el que coincido con las apreciaciones de otros compañeros como La biblioteca del Kraken, Sagacómic y Donde termina el infinito, pasaré a comentar lo que nos diferencia, que es cuáles son los relatos que nos han gustado más y cuáles menos.
Aunque en principio la antología es de literatura new weird, en mi opinión hay relatos de muchos estilos diferentes: ciencia ficción, terror, mitología, fantasia urbana y incluso algunos que no tienen temática fantástica. Muchos tienen en común un tono triste, bastante pesimista, como si no se pudiese abordar historias de este estilo desde el humor.
Debo reconocer que era un poco escéptico, pues este tipo de literatura no es mi estilo preferido, pero el libro me ha sorprendido gratamente; muchos relatos los considero de calidad alta, y creo que ninguno lo calificaría como un mal relato, cosa que tiene mérito en una antología con tantas historias diferentes como esta. Es una lectura muy recomendable y me ha servido para conocer la obra de diferentes autores españoles de los que no había leído nada, y para confirmar que otros son muy buenos en el arte de escribir narrativa breve.
Insisto en que no calificaría ninguno como un mal relato, pero sólo voy a comentar aquellos que me han llegado más y de los que guardo mejor recuerdo. 
Hay relatos redondos, que narran una situación determinada, concreta, y que cuando acaba, te deja satisfecho y no necesitas indagar más en el escenario que ha imaginado el autor. En este primer grupo destacaria el relato La segunda muerte del padre, de Cristina Jurado, quizás el relato que me ha dejado con más mal cuerpo de toda la antología, en el buen sentido de la expresión. Una historia de terror intensa con un final impactante. 
No acabo de encontrarle el punto fantástico al relato de Tamara Romero, La Ballena varada de Kavelbag, que narra una competición entre dos graffitteros, pero me ha interesado mucho la ambientación y me ha gustado el estilo con el que está escrito.
Concha Perea, la editora de esta colección, consigue mezclar de forma satisfactoria un tema tan peliagudo como el maltrato a las mujeres dentro de la pareja con una especulación basada en una tecnología de control y seguimiento. Casandra 38 me parece un buen relato de ciencia ficción, con el añadido de que me ha provocado un sentimiento de pena y una sensación de abandono y soledad, y he empatizado mucho con la protagonista.
Aunque sigue una temática clásica, el objeto que concede deseos y las consecuencias de éstos, el planteamiento y la resolución de El bazar de los deseos, de Nerea Riesco son originales y el relato me ha convencido.

La mayoría de relatos me dejan con la sensación de que forman parte de una historia más grande que se intuye o que el autor muestra superficialmente y cuando terminan te dejan con ganas de conocer más del universo en el que se sitúan. 
En este grupo destaco el alegato antibélico de Guillem López, Nada que objetar, ubicado en una guerra que recuerda la primera guerra mundial, pero con un toque distópico y steampunk muy interesante. 
Manual para deshacerse de extrañas criaturas, un relato de terror con protagonistas infantiles (que siempre ayuda)  es una historia muy adictiva, con una gran protagonista, que sería un desperdicio que sólo protagonizara este relato. David B Gil demuestra que se desenvuelve con soltura en el tecno-thriller, la novela histórica, la fantasía urbana y el terror.
De Sophia Rei sólo había leído relatos de ciencia ficción, la mayoría de ellos relacionados con el lenguaje. En esta antologia presenta un relato muy diferente, que en principio tiene un tono inocente, pero después se vuelve muy oscuro. Aunque el final es un poco brusco, presenta una realidad alternativa sobre las relaciones entre las niñas y las muñecas muy interesante y que estoy seguro que le dará juego para otras historias.
Termino con el relato que más me ha gustado de la antología, seguramente porque está en mi zona de confort, ЕфреМОВ–СТругацкий, de Marc Pastor, traducido del catalán por Antonio Torrubia. El relato se basa en los viajes en el tiempo, pero con un par de premisas muy originales (hecho difícil en un tema tan utilizado en la literatura de ciencia ficción), y está muy bien escrito. Un relato redondo.
En definitiva, una antología sorprendente cuya lectura os recomiendo sin dudas, aunque la mayoría de historias no se sitúe en las temáticas en las que me siento más cómodo. Hay algunos relatos excelentes, otros que no dejan tanta huella, pero en ningún caso dejan mal sabor de boca. En la introducción Concha Perea comenta que cuando acabó de leer todos los relatos le vinieron a la mente series televisivas como Historias para no dormir, o La Dimensión desconocida. Coincido totalmente, si erais fans de este tipo de historias con final sorprendente, esta es vuestra antología.

martes, 6 de diciembre de 2016

Novedades esperadas en 2017

Cada año publico una entrada de este estilo en el blog, esta ya es la cuarta. Ya sabéis que me interesan mucho las novedades editoriales y esta es una buena forma de planificar mis lecturas, aunque luego algunos de los libros que me interesaban hace un año no haya acabado leyéndolos, ya sea por cuestión de precio de la edición digital, porque las críticas no hayan sido buenas, o mayoritariamente, porque aparecen otras historias que llaman mucho más mi atención.

Las novedades editoriales en castellano o en catalán no se hacen públicas con tanta antelación como las novedades en inglés, y por tanto estas últimas son las que van a predominar en esta entrada.
Uno de los géneros que más me gusta es la space-opera, y este año viene bien surtido. Espero terminar la trilogía de la transformación de Neal Asher, una de las que más he disfrutado en los años anteriores,  con la novela Infinity engine.


Kameron Hurley presenta en febrero The Stars are Legion, y John Scalzi inaugura en The Collapsing Empire una nueva saga de space-opera, abandonando por fin su ya desgastado universo de La Vieja Guardia.
Neal Stephenson también va a publicar este año, un tocho de 800 páginas sobre la desaparición de la magia y viajes en el tiempo, The rise and fall of D.O.D.O, escrito a cuatro manos con Nicolle Galland. Últimamente sus novelas son irregulares, pero siempre cuenta con mi buena predisposición hacia su obra.

También espero con ganas la segunda parte de una de las novelas que más me gustó este año, Luna, de Ian McDonald. Tendremos que esperar hasta marzo para saber qué se cuece en nuestro satélite, después del gran cliffhanger con el que termina la primera novela.
Tengo ciertas dudas con New York 2140, de Kim Stanley Robinson, que es capaz de lo mejor y de lo peor. Aunque seguramente acabaré dándole una oportunidad, me interesa una gran urbe inundada como escenario de una novela.



Vamos con los asiáticos. Después de haber terminado la trilogía de Remembrance of the Earth's past (cuyos dos últimos volúmenes NOVA va a publicar en español este año), necesito mi dosis anual de Cixin Liu. Tendré que esperar hasta agosto, cuando se publicará Ball lightning.


Voy a estar muy pendiente de la publicación por parte de Lee Runas de la traducción de la antología de relatos de Ken Liu, The paper menagerie, que va a ocupar un puesto de honor en mi estanteria, así como de la antología de ciencia ficción china traducida por el mismo Ken Liu, Invisible planets.
También se va a publicar la traducción de la segunda parte de su trilogía The Dandelion Dinasty, pero me da cierta pereza empezar una saga tan extensa, ni que esté escrita por uno de mis autores favoritos.


Este año he retomado la fantasía, y seguramente volveré al universo de Malaz con la segunda parte de la trilogía Path to Ascendancy, de Ian C Esslemont, Deadhouse landing. Estoy muy interesado en el universo que ha creado N K Jemisin en la trilogía The Broken Earth, de la que se va a publicar el tercer volumen, The Stone Sky. Las críticas del segundo volumen son muy favorables y pronto va a aparecer por aquí.
La obra de Adrian Tchaikovsky también me interesa, y espero retomar la saga de Echoes of the Fall con su segundo volumen, The Bear and the Serpent.


Aunque este año he leído muchas novelas y antologías de relatos escritas en castellano, ahora mismo tengo poca información sobre futuras publicaciones de autores españoles. Espero con ganas la revisión de El tercer nombre del Emperador, de Víctor Conde, pero esperaba que se hubiera publicado ya este año. También me interesa mucho la segunda parte de la saga de space-opera El eterno retorno, escrita por Pau Varela.
Este año van a publicar dos de las grandes damas de la ciencia ficción catalana: la editorial Pagés publicará la novela ganadora del Manuel de Pedrolo Estirant el fil escarlata, de Montserrat Galícia, y también tendremos nueva novela de Carme Torras, que se publicará en Males Herbes

Desde que tengo el blog me he aficionado a la narrativa breve, y estoy convencido que este año aparecerán gran cantidad de antologías de relatos  que valdrán la pena, como ha pasado en 2016: espero que Mariano Villarreal continúe haciendo de las suyas, Alucinadas III, Strahan con su Infinity Project, o una antología sobre Imperios galácticos editada por Neil Clarke que ya tengo en mi lector. La narrativa breve es la que acaba proporcionando sorpresas más agradables y proyectos más interesantes.

Y termino cómo he terminado las tres ediciones anteriores de esta entrada. Este va a ser el año que, por fin, se va a publicar The Winds of Winter. Soy muy fan del universo que ha creado Martin, pero si no saca ya la novela, creo que voy a acabar perdiendo interés. 
Espero que el 2017 os proporcione buenas lecturas a todos.

sábado, 3 de diciembre de 2016

Crosstalk - Connie Willis

En la entrevista que realicé hace poco a Sofia Rhei comentaba que una de las novelas que le había gustado más últimamente era Crosstalk, de Connie Willis. Cosas de la vida, pocos días después de publicar la entrevista la novela me tocó en un sorteo organizado por La nave invisible, y, debido a su recomendación, la puse en lo alto de la pila. Me sabe mal discrepar con Sofia, pero me ha parecido una novela más bien aburrida y que estira demasiado una buena idea.
La historia podría estar situada perfectamente en nuestra época, y la protagonista es una ejecutiva de una empresa de telefonia móbil, Briddey, que, se somete juntamente con su reciente novio, Trent, a una nueva tecnología, el EED, que les permitirá estar tan conectados que van a percibir los sentimientos del otro.
El problema es que los amigos y especialmente la família de Briddey no estan muy a favor de que se instale esta nueva tecnología. Tampoco les gusta mucho Trent, el promotor de la idea. Aún así Briddey decide ignorar las advertencias de las personas que la quieren y inicia el procedimiento.
A partir de ese momento se desencadenan una serie de situaciones (no quiero entrar en spoilers) con un fondo humorístico y con un estilo que me ha parecido una mezcla de las historias de Bridget Jones (Briddey me ha cansado mucho como personaje principal por el montón de decisiones inadecuadas que toma) y las comedias teatrales de situación en la que los personajes van entrando y saliendo del escenario creando situaciones más o menos graciosas. 
Hay momentos que me han parecido bien conseguidos, sobre todo los primeros capítulos, en los que Willis consigue presentar una sociedad hiperconectada y estresada por la gran cantidad de mensajes y llamadas a las que tienes que responder con inmediatez. También hay que destacar a algunos de los personajes secundarios de la empresa y de la familia de Briddey. La combinación de tía abuela dominante de la família, hermana con problemas con los hombres que elije y hermana sobreprotectora que está criando a una niña peculiar (gran personaje) sin la presencia del padre, funciona muy bien y genera los diálogos y situaciones más divertidos de la trama. 
El problema principal es que da muchas vueltas sobre las situaciones en las que Briddey se ve envuelta y las mira desde todos los ángulos posibles provocando que ciertas ideas se hagan muy repetitivas y acaben cansando. Creo que le sobran la mitad de las páginas, que la idea, personajes y situaciones que plantea podrían haber originado una buena novela de 250-300 páginas, pero no de 500. 
Hay algunos momentos que proporcionan sorpresas, pero se ven venir de lejos, aunque creo que Willis deja pistas deliberadamente para que el lector tenga la sospecha antes de que Briddey descubra las situaciones (si no es así, creo que es un fallo de planteamiento bastante grave). 
En fin, no me han convencido ni el planteamiento general de la historia, ni de la tecnología que presenta, ni las consecuencias de su instalación, ni la resolución final de la historia. Entre medias hay escenas divertidas, detalles que me han gustado y situaciones que me han interesado, pero no es una lectura que os recomendaría en su conjunto. Aunque si os interesan las mezclas de situaciones de enredo, humor y un punto de romance, puede que esta sea vuestra novela. Creo que yo no soy su público objetivo.